comscore
miércoles, 22 mayo 2024

La Infanta Cristina prosigue su venganza eterna hacia Iñaki Urdangarín

La Infanta Cristina aísla a Iñaki Urdangarín

La Infanta Cristina no ha querido permanecer impasible ante la separación que decidió de forma unilateral Iñaki Urdangarín, él quiere convertirse en alguien anónimo y así se lo ha hecho saber a los reporteros que le siguen por donde quiera que va, dice que ya está divorciado y que ya ha cumplido su condena, ahora quiere que le dejen vivir en paz.

Inaki Urdangarín está comenzando una nueva vida, una sensación de volver a comenzar de nuevo que no es novedad para él, lleva muchos años intentando reinsertarse en una sociedad que no acepta su pasado, por alguna razón sí se comprende por una parte de la ciudadanía el papel de la Infanta Cristina, que dijo que no sabía nada de los trapicheos de su marido, algo que resulta increíble en el siglo XXI.

infanta cristina

La Infanta Cristina deja completamente solo a Iñaki Urdangarín

Para Urdangarín va a ser muy complicado preservar el anonimato, es el padre de Juan Valentín, Pablo, Irene y Miguel, cuatro famosos jóvenes que son nietos del rey emérito y sobrinos de Felipe VI, por lo tanto, por mucho que insista en su deseo de que le dejen en paz, los reporteros saben que hay muchos titulares que todavía puede dar el ex de la Infanta Cristina.

La Infanta Cristina ha logrado que todo su entorno ignore a Iñaki y le deje relegado a un papel insignificante en el mundo de la realeza, el padre de los cuatro hijos de la infanta, ahora quiere pedir dejar de ser un personaje público, tendrá que pelearlo en los juzgados porque solicitarlo a la prensa solo ha hecho que se hable más de él.

La Infanta Cristina acude al partido de Pablo Urdangarín

Una de las razones por las que Inaki Urdangarín se siente aislado es porque no puede acudir a los partidos de su hijo si la infanta está allí, esto es lo que ocurrió hace unas semanas en la ciudad condal, Pablo Urdangarín se enfrentaba a su ex equipo FC Barcelona de balonmano y su padre no estuvo allí para aplaudirlo.

La Infanta Cristina tiene claro que prefiere condenar al ostracismo a su ex Inaki Urdangarín y así aliviar la humillación pública que sintió cuando el ex cuñado de la reina Letizia decidió dejarla por otra mujer y pasearse con ella por la misma playa a la que acudía cada verano con su ex mujer y sus hijos, ahora le toca aguantar el chaparrón, veremos por cuánto tiempo.