comscore
miércoles, 22 mayo 2024

Ana Rosa Quintana hace el ridículo en la Feria de Abril

El ridículo de Ana Rosa Quintana

Ana Rosa Quintana se convierte en protagonista de una de las últimas mofas más populares de las redes sociales. La estrella de Telecinco se deja ver en la Feria de Abril de Sevilla y las fotos que se han publicado la dejan en ridículo. Por la caseta en la que se encontraba la presentadora han pasado numerosas celebridades.

Ana Rosa Quintana aparece con su marido, Juan Muñoz, el empresario que se volvió noticia polémica cuando se supo que extorsionaba a sus socios y abogados con vídeos de prostitutas y vínculos con el mundo de las drogas, y a quien un error administrativo ha dejado completamente al descubierto.

Los amigos de Ana Rosa Quintana

La derecha extrema se da un paseo por la Feria de Abril de Sevilla para pasar por la caseta en la que se encuentran Ana Rosa Quintana y Juan Muñoz. Personajes de su quinta entre los que se encuentran periodistas de baja reputación en el mundo mediático y figuras que pertenecen a la ultraderecha del país.

En lo que todo el país ve motivo de vergüenza Ana Rosa Quintana incluso puede encontrar una buena ocasión para hacerse una selfie risueña. Y sale así en una foto con Vito Quiles, quien la comparte en las redes y escribe: «Que viva la Feria de Sevilla. Y un saludo a los amigos de la fachosfera».

¡Que vivan los rebujitos!

Pero más allá de la foto y de los personajes que la rodean lo que ha provocado verdadero revuelo en las redes es otro detalle. La cara de satisfacción y flojera de la presentadora ha provocado toda clase de comentarios relacionados con la mezcla alcohólica propia de estos eventos y del típico kalimotxo sevillano.

Ana Rosa Quintana se ha vuelto tendencia por el efecto de los rebujitos en su cara: carita de felicidad, mejillas encendidas y ojos semicerrados. Los comentarios en la red social Twitter (X) no se han hecho esperar y todo el mundo tiene algo que comentar respecto a la aparición de la estrella de la tele en la Feria de Sevilla.