comscore
miércoles, 22 mayo 2024

Ryuk arrasa en First Dates al contar a qué se dedica

Ryuk es el concursante que deja sorprendido a Carlos Sobera

Ryuk acude a First Dates para encontrar el amor, el presentador siempre hace una breve entrevista en el bar antes de que los concursantes conozcan a sus parejas y pasen al salón a degustar la deliciosa cena, esta vez Carlos Sobera se queda realmente sorprendido con la vida laboral del pretendiente.

El concursante le cuenta al anfitrión todos los detalles sobre sus aficiones y profesión, nada podía hacer pensar que este joven de 34 años fuera nada menos que brujo, tarotista, médium y clarividente, una mezcla explosiva que nos deja con ganas de preguntarle por nuestro futuro de inmediato, parece que tiene más currículum que el Maestro Joao.

Ryuk sorprenderá a Carlos Sobera, en la foto una imagen de archivo del programa.

Ryuk deja atónito al presentador con sus respuestas

Ryuk le ha contado a Carlos Sobera a lo que se dedica y el presentador le ha preguntado si suele acertar en sus predicciones, el tarotista le dice que sí y Carlos contesta que entonces tendrá que creer en todo esto, pero el invitado le dice que puede hacerlo o no, lo que deja todavía más descolocado al actor, que ya no sabe ni qué decirle.

First Dates nos ha presentado al brujo que quiere encontrar a su compañero de vida en el programa de los que buscan el amor, pero esta vez el perfil del concursante es diferente a lo que estamos acostumbrados, además, para terminar de asombrar al presentador, el concursante le cuenta que también practica magia sexual, un método por el que se puede canalizar la energía de forma más profunda.

Ryuk es adivino, pero aún no ha encontrado el amor

Por fin entran al restaurante y el brujo conoce a Manu, un joven de 27 años que dice ser un artista multidisciplinar, muy moderno, con el pelo teñido de verde, piercing y tatuajes, parece entusiasmado cuando conoce al médium, Manu también se echa las cartas a sí mismo, está buscando una relación profunda, pero sin grandes ataduras.

Ryuk no encuentra el amor ni parece que lo vaya a encontrar en un futuro, parece que tiene más ganas de clientes que de novios, decide que hay algo en el aura del pretendiente que no le termina de convencer y le da su tarjeta para que vaya a su consulta a que le eche las cartas, los dos salen como amigos, pero como habréis «adivinado», no serán pareja.