comscore
domingo, 10 diciembre 2023

Natalia Onieva habla como nunca de cómo es su sobrino Iñigo Onieva

Natalia Onieva, tía de Iñigo Onieva, ha halado con la prensa y ha dado detalles de cómo es en realidad su sobrino Iñigo Onieva, al que ha visto crecer y conoce de una manera diferente a la que la prensa le ha visto y ha estado hablando de él en el último año.

Este miércoles se llevó a cabo un cóctel a beneficio para los proyectos de la Fundación IANUAM, cuyos fines son transmitir y proteger el valor de la familia en la sociedad actual, mediante proyectos dirigidos a ayudar y potenciar a la unidad familiar. Natalia Onieva, tía de Íñigo Onieva, pertenece al patronato de esta fundación y tiene una extraordinaria relación con él y con la Marquesa de Griñón y, como era de esperar, no faltó a este gran evento.

Los que no se dejaron ver en la cita tan especial para Natalia fueron los dos tortolitos, algo que no le importó ya que nos aseguraba que «Tamara ayuda muchísimo, la verdad es que tiene un corazón que no le entra por las puertas, es muy grande, igual que Íñigo, los dos son muy grandes, he tenido el placer de que han venido a Lourdes con la hospitalidad y ha sido una experiencia bárbara. Hoy no están aquí para no hacer sombra son maravillosos, siempre que pueden, ayudan».

En cuanto a lo mucho que ayudó a Tamara cuando lo estaba pasando mal en su peor momento con su sobrino, Natalia nos comentaba que «yo creo que no fui yo, ahí está la virgen de Lourdes que es quien mueve los hilos nosotros, matrimonio y mortaja, el cielo bajan, el de arriba es quién elige con quién nos casamos, yo no hice nada».

Natalia Onieva y las bonitas palabras a su sobrino Iñigo

Tamara Falcó posando con Íñigo Onieva
Tamara Falcó posando con Íñigo Onieva

Como no podía ser de otra manera, solo tiene bonitas palabras para su sobrino, al que define como «un cañón de niño» a pesar de que «suena mal que lo diga» y añade: «pero Íñigo hay que rascar porque lo bueno lo tiene dentro, tiene un corazón y es más bueno es un niño hecho a sí mismo, ya un hombretón hecho a sí mismo, hacen una pareja preciosa».

Tras saber que el matrimonio está en pleno tratamiento de fertilidad para hacer realidad el sueño de ser papás, Natalia nos asegura que «ojalá» sea pronto, aunque «Es que eso manda el de arriba. Solo lo sabe el de arriba, la virgen los de arriba. Yo solo quiero que sean felices, con niños, sin niños, como sea pero que sean felices».

Sobre la gran labor que hacen con la fundación, Natalia nos explicaba que «somos una fundación que empezamos hace un año IANUAM quiere decir puerta del cielo, empezamos con el Padre Gonzalo Ruiz Pérez, él está en San Juan de Dios, en Vallecas y hace un valor impresionante en todo lo que hace, casas de acogida, comedores sociales la verdad es que el Padre Gonzalo es como Dios en la tierra. Empezamos con el Covid a ayudarle y gracias a Dios somos del hospital de Lourdes y tenemos mucha gente que nos ayuda, que cree en nosotros. Hemos hecho esta locura de proyecto que está saliendo adelante y aquí estamos por segundo año. Muy contentos».

Así Natalia Onieva solo podía dedicar bonitas palabras al hijo de su hermano, que no han sido más que buenas. Una manera de verle desde otro punto de vista, ya que, la prensa le conoce desde una perspectiva más negativa debido a las polémicas en las que se ha visto involucrado desde que se conoció la noticia de su infidelidad a Tamara Falcó desde el anuncio de su boda.