comscore
sábado, 30 septiembre 2023

Ana Obregón se abre como nunca y confiesa el motivo de su gran decepción con Alessandro Lequio

Ana Obregón ha sido la protagonista del primer programa que estrena el ex jugador del Betis en un formato titulado «Joaquín el Novato». Una primera entrevista que se pensaba que iba a hacerla junto a su íntimo amigo Bertín Osborne, pero que ha decidido hacerla junto a Joaquín y donde la presentadora ha sido totalmente sincera con el ex jugador de fútbol. Así Ana Obregón ha contado como ha sido su vida después del fallecimiento de su hijo Aless y el duro proceso que ha vivido para pasar el duelo de la muerte de su hijo y lo mucho que le ha ayudado a superarlo el nacimiento de su nieta Ana Sandra.

En esta dura entrevista Ana Obregón ha hablado sobre su vida después del nacimiento de su nieta Ana Sandra y de la relación que tiene con Alessandro Lequio, además confesó que todo el camino que conllevó el proceso de vientre subrogado de su nieta él estaba al tanto de todo y sabía todos los detalles sobre este nacimiento. Por eso Ana Obregón admitió sentirse muy decepcionada con el padre de su hijo y de las palabras que había tenido en referencia a ella y a su nieta.

La muerte de su hijo Aless ha supuesto uno de los momentos más duros de su vida e incluso ella misma le confesó a Joaquín que que durante estos tres años tan duros para ella incluso había estado apunto de quitarse la vida pero que Alessandro Lequio estuvo para Ana en esos momentos donde le dio todo su apoyo. Y aunque después de la muerte de su hijo han tenido una estrecha relación de apoyo, el nacimiento de Ana Sandra lo cambió todo.

Por eso ahora Ana Obregón confesaba la gran desilusión que tenía con él porque además de haber sido un gran apoyo para ella durante estos momentos, no entendía la postura que había adquirido desde que salió a la luz el nacimiento de Ana Sandra.

Ana Obregón confiesa que no entiende por qué Alessandro Lequio no conoce a su nieta

Ana Obregón
Ana Obregón y Joaquín. Fuente: «Joaquin el Novato»

Ana Obregón ha confesado que la presencia de Lequio ha sido un apoyo fundamental después de la muerte de su hijo,: “Alessandro ha estado muy unido a mí en todo este proceso de duelo que hemos pasado los dos. Él lo lleva de una forma, yo de otra. Siempre estaremos juntos por nuestro hijo”.

Así la presentadora y actriz introducía el tema sobre Lequio no ha querido conocer a Ana Sandra aunque ella siempre ha mantenido que su ex pareja tiene la puerta totalmente abierta para conocerla cuando él quiera, un hecho que aún no ha sucedido,: Alessandro ha estado muy unido a mí en todo este proceso de duelo que hemos pasado los dos. Él lo lleva de una forma, yo de otra. Siempre estaremos juntos por nuestro hijo»

También ha querido señalar que,: “Alessandro no la conoce, pero la conocerá. Imagino que poco a poco”, confesaba así que,: “Yo entiendo que él tiene a su familia, aunque Anita también es su familia. Pero hay que respetar todo”. Una situación que ella misma admitía que le ponía «un poco triste» y confesaba que,: «es la hija de nuestro hijo Aless, al que adorábamos los dos. Pero le respeto. Yo le mando fotos y hablamos y él sabe que tiene las puertas abiertas para cuando quiera”.

Aunque en el fondo Ana Obregón confesaba que a su parecer podía entender cual era el motivo por el que todavía no había decidido conocer a Ana Sandra y era que,: “Toda la presión mediática creo que le tira para atrás”.

Ana Obregón y Alessandro Lequio: su relación a través de los años

ana obregon y aless
Ana Obregón posando con su hijo

Ana Obregón confesaba que no solo ella había cambiado estos años sino que Lequio desde la muerte de su hijo él tampoco era el mismo y destacaba a modo de recuerdo que una de las cosas que había perdido era el sentido del humor,: “Alessandro tenía mucho sentido del humor, pero ahora lo ha perdido. A mí me enamoró eso. Y yo he recuperado el sentido del humor, lo perdí, pero ahora me ha vuelto”, zanjaba.

Así Ana Obregón recordaba con cariño a Lequio y como ella antes aunque era diferente y que debido a la muerte de su hijo había perdido muchas partes de su vida o que se habían apagado, ahora con el nacimiento de si nieta había conseguido recuperar incluso el sentido del humor. Mostrando así su realidad y que el nacimiento de su nieta le había ayudado en parte a superar la muerte de su hijo. Así Ana Obregón entendía que si Lequio conocía a su nieta a él también le iba a ayudar a superar en parte la muerte de su hijo, aunque como el propio Lequio confesaba «es algo que no se supera nunca».