comscore
jueves, 8 diciembre 2022 17:40

Cómo conseguir un nuevo trabajo después de la baja de maternidad

De acuerdo con las estadísticas mundiales, gran parte de las madres intentan equilibrar su carrera profesional con el cuidado de sus hijos. Y es que volver al trabajo después de haber tenido un bebé, para muchas madres es un reinicio profesional por completo, por lo que es necesario cambiar nuestras ambiciones y objetivos.

Claves para conseguir un trabajo después de la baja por maternidad

Nuestra principal tarea va a ser no solo encontrar el equilibrio entre ambas vidas, sino también, encontrar la fuerza de voluntad para seguir progresando. Esta última representa un reto para muchas, debido a que sustituir las tareas domésticas a las que estaban acostumbradas por un desafiante entorno laboral es bastante agotador.

Sin embargo, si encontramos el trabajo adecuado, podemos liberar mucha tensión y preocupación, por lo que a continuación te brindamos algunas estrategias con las que podrás reintegrarte a tu vida profesional de forma cómoda y rápida.

Debemos ser realistas

Sin importar qué tareas has realizado mientras cuidabas al nuevo integrante de tu familia, lo más probable es que tus habilidades profesionales no se hayan puesto en práctica, y por lo tanto, pueden estar un poco oxidadas.

Por supuesto, esto variará según el tiempo que hayas permanecido alejada del trabajo. Por ello, no hace falta mentir en nuestra currículum y entrevista, ya que podría tener ciertas desventajas como las que indica este artículo. Además, si consigues el trabajo, ten en cuenta que seguramente tu nivel no será igual.

¡No hay porqué sentir vergüenza!

Muchas mujeres sienten vergüenza o decepción de sí misma al tener que reincorporarse al trabajo con un rendimiento menor al que tenían antes de abandonar su vida laboral o por tener que empezar con un trabajo con un salario inferior al anterior.

Sin embargo, ¡no debes menospreciar! Dejar el trabajo para cuidar a tu familia es normal y una tarea muy importante, poner a tu familia como una prioridad es sin dudas un rasgo admirable, además, con un poco de práctica volverás a tener el nivel profesional de antes.

Actualiza tus habilidades

Recordemos que una de las claves para conseguir empleo es asegurarnos de que nuestra habilidades se compaginan con las necesarias para la vacante. 

En el caso de las mujeres que se reincorporan a la vida laboral después de la baja de maternidad, en muchos casos podría significar tener que volver a estudiar o realizar pequeños cursos para actualizar sus habilidades y para ser un aspirante más competitivo.

Esta es una buena forma de demostrar el potencial ante los reclutadores, pero tampoco te olvides de presentar un currículum perfecto. La mejor opción siempre será utilizar plantillas profesionales o fijarnos en ejemplos de curriculums online.

Demuestra que eres competente

El empleador, evidentemente, contratará a alguien que sea capaz de lo que dice. Por lo que si le indicas en la entrevista o en el currículum que “hace 3 años hice….” o “estoy segura de que seré capaz de retomar rápidamente”, no vas a lograr convencerlos. 

Especialmente en aquellas ocasiones donde los empleados tienen candidatos con habilidades actuales que podrían tener un rendimiento elevado desde el comienzo.

Un error común es indicar que tenemos habilidades para gestionar el hogar y que estas, pueden ser transferibles a tu nuevo trabajo. Ten en cuenta que aunque pueda ser verdad, probablemente a tu empleador esto no le haga mucha ilusión. Por lo que relacionado con el apartado anterior, es necesario contar con habilidades bien desarrolladas y recientes para poder resaltar entre los demás candidatos.

¿Cómo puedo demostrar que tengo habilidades actuales y relevantes?

Si quieres aumentar tus posibilidades para ser contratada, debes hacer ver que eres valiosa para el trabajo, por lo que los cursos o el trabajo voluntario son alternativas importantes. Estos, claro, deberías comenzarlos antes de iniciar la búsqueda de empleo.

Por otro lado, la forma en la que resaltamos nuestra experiencia también tendrá un impacto importante en el reclutador, por lo que reiteramos que fijarnos en ejemplos de currículums es una buena forma de lograrlo.

Brindar referencias siempre será un plus

Contar con avales recientes es muy importante, por lo que una buena idea antes de comenzar a buscar empleo es contactar a tus jefes anteriores y consultarles si estarían dispuestos a ofrecer referencias de ti, así podrás añadir sus datos a tu currículum.

Por otro lado, ofrecer una carta de presentación donde indicas que que has mantenido contacto con el trabajo anterior y que están dispuestos a ofrecer una referencia sobre ti es una excelente idea, ya que demuestra que eres una empleada positiva y lo suficientemente buena como para lograr que alguien más responda por nosotros.

Aspectos que debes evitar al momento de buscar empleo

Los reclutadores deben trabajar muy rápido, por lo que hay ciertos aspectos que hacen saltar las alarmas en ellos, lo que se traduce en un boleto directo a los currículums rechazados. 

A menos que seas una candidata muy fuerte como para pasar por alto todas las banderas rojas, no se pondrán en contacto contigo. Por lo tanto, para evitar ser parte de esta estadística, es mejor que te asegures de que los siguientes aspectos no se encuentren en tu solicitud:

  • Lagunas en el historial de empleo : por supuesto te habrás alejado de la vida laboral debido a una baja por maternidad, debes indicarlo en tu currículum.
  • No personalizar el currículum para el empleo : muchas personas cometen el error de enviar el mismo currículum para todas las ofertas. Esto es rotundo no. Es necesario adaptar el currículum, las habilidades y la presentación de las mismas para cada solicitud, de esta forma podrás resaltar aquello que nos hace más interesantes para el puesto que optas.
  • Falta de conocimientos actuales: el entorno laboral avanza con mucha velocidad, por lo que sin importar si apenas dejaste el trabajo hace 3 años, probablemente no cuentas con el conocimiento moderno para brindar el mejor desempeño. Por lo que el reclutador tendrá dudas sobre tus capacidades.
  • No incluir una carta de presentación personalizada: reiteramos la importancia de tomarse el tiempo de dirigirse de forma personal al reclutador y añadir en esta, información específica sobre el puesto. Esto dejará en evidencia que ha invertido bastante esfuerzo al hacer la solicitud, por lo que hará que esté más interesado en tu propuesta.
  • No brindar referencias : si los reclutadores son capaces de comprobar que todo nuestro currículum es tan real y bueno como parece, definitivamente tendremos un buen empleo. Pero si no añadimos ningún tipo de referencia o parece que encontrarlas va a ser difícil, probablemente no quieran perder tiempo con nuestra solicitud.

No hay dudas que conseguir un trabajo después de la baja de maternidad no es una tarea sencilla, pero esto no significa que sea imposible, simplemente será necesario poner en práctica estos consejos y tener mucha persistencia. Tus esfuerzos serán recompensados. Si deseas más información sobre este o cualquier otro tema, continúa leyendo nuestra web.