comscore
domingo, 27 noviembre 2022 12:59

Migas extremeñas: la especia para darle más sabor al plato

Las migas, ya sean extremeñas o de cualquier otra región española, son una receta tradicional y económica que nuestras abuelas hacían para aprovechar restos de comidas. Se trata de un plato contundente e ideal para afrontar los días de frío, y en las siguientes líneas vamos a desarrollar las que comparte con nosotros Jose Baéz, una receta magnífica para aprovechar todo ese pan que se va quedando viejo en casa. A diferencia de las migas de pan andaluzas, esta no incluye ningún tipo de embutido en su preparación, se hacen con pan, aceite, ajo y pimiento.

Origen de las migas extremeñas

migas
Los pastores y cabreros extremeños hacían este plato cuando se quedaban a dormir en la sierra

Según cuenta la historia, la tradición de las migas nació de la mano de los pastores que iban a pastar sus ovejas y cabras, y se quedaban a dormir en la sierra. Al no tener pan del día, aprovechaban el duro de otras jornadas para echarlo en el caldero y sacar de ahí uno de los platos de subsistencia con el que disponer de energía suficiente. Los cabreros se sentaban en círculo junto al fuego para comer directamente del caldero con una cuchara. Un momento único para ellos en los que charlaban e intercambiaban anécdotas.

Beneficios de comer migas

migas
Este plato deben comerlo los alérgicos al pescado o al huevo

Comer migas puede ser beneficioso para las personas con alergia a la caseína, con alergia al huevo, con alergia al pescado, con anemia ferropénica (carencia de hierro), con anemia perniciosa (carencia a la vitamina B12), con anemia por falta deácido fólico, con cálculos en la vesícula biliar, con cálculos renales, con diabetes melitus, con gastritis, con intolerancia a la lactosa, con obesidad y con osteoporosis. Por el contrario no deberían tomarlas quienes tengan hipertensión arterial, ácido úrico y gota, intolerancia al gluten, estreñimiento o colesterol.

Ingredientes de la receta

migas 1 Migas extremeñas: la especia para darle más sabor al plato
Para hacer la receta necesitarás 600 gramos de pan viejo de varios días

Con esta receta de migas extremeñas vas a descubrir el auténtico sabor de campo. Este plato será la guarnición perfecta para todo tipo de embutidos o carnes como te recomienda su autor en el último paso. De momento, para hacerla para, por ejemplo, 4 comensales, vas a necesitar como ingredientes 600 gramos de pan viejo de varios días, 6 cucharadas soperas de aceite de oliva virgen extra, 10 dientes de ajo, un pimiento rojo, un vaso de agua y una cucharadita de sal. El ingrediente que las hará especiales será echarlas pimentón dulce.

Preparación del pan

migas 4 Migas extremeñas: la especia para darle más sabor al plato
El primer paso será trocear el pan, cortándolo en rebanadas finas o en tacos pequeños

En hacer estas migas extremeñas no vamos a tardar más de 45 minutos. Lo primero será trocear el pan en un bol, puedes cortarlo en rebanadas finas o en tacos pequeños. Aparte, hay que echar la sal en el agua y se bate bien hasta que se disuelva. Seguidamente se riega con este agua el pan que hemos cortado, se amasa ligeramente, se aprieta, se tapa con un paño, y habrá que esperar como media hora para que el pan tome bien la humedad, aunque tú puedes seguir elaborando la receta para ganar tiempo en su preparación.

Cocerlo a fuego lento

migas
A las migas se les pueden echar los ingredientes que tú desees, incluso un huevo frito encima

Como hemos dicho después de preparar el pan de las migas no hay por qué quedarse quieto mientras toma bien la humedad. Se puede ir poniendo una sartén al fuego con el aceite y los ajos, con piel, cortados a la mitad, y, cuando veamos que los ajos ya están fritos, se sacan del aceite y se reservan. Luego se añade el pan en la sartén con el aceite de ajo y también se incorpora el pimiento cortado en trozos pequeños. Hay que continuar con la cocción a fuego lento y se le va dando vuelta hasta que el pan veas que absorbe el aceite.

Cómo finalizar la receta

migas
Esta receta la puedes emplatar al terminarla a tu gusto y servirla, a ser posible, en cazuelas de barro

Cuando estamos haciendo unas migas extremeñas nos pueden entrar las ganas de utilizar o echarlas otros ingredientes, pero lo cierto es que ya no serían las típicas de esa región. Después de la cocción hay que parar hasta que veamos que el pan por debajo tome color dorado y ahí se incorporan los ajos fritos sin piel y se le sigue dando vuelta a la vez que vamos picando todo con la espátula o la cuchara de cocina. Se mantiene la cocción hasta que el pan tome color. Eso sí, estas migas extremeñas caseras las puedes acompañar con café con leche, con aceitunas, sardinas asadas o fritas, panceta y chorizo frito sin perder luego su nombre.