comscore
lunes, 28 noviembre 2022 23:52

Los remedios de la abuela para evitar que te salgan ampollas

Todos alguna vez hemos sufrido ampollas o rozaduras en la piel los pies. Esta incómoda lesión puede impedirnos disfrutar de actividades tan cotidianas como dar paseossalir a correr (sin notar dolor en cada paso), recorrer ciudades haciendo turismo o practicar nuestro deporte favorito. Para evitar que esto vuelva a ocurrir, en este artículo te contamos remedios sobre esta patología.

Una ampolla es una acumulación de líquido transparente o sanguinolento resultado de un roce repetitivo, ya sea con el calzado o entre los dedos (piel con piel). Se trata de un mecanismo de defensa de la piel para proteger su tejido interior, ya que esta burbuja que surge de una zona irritada, se forma en la primera capa del piel conocida como epidermis.

La aparición de ampollas y rozaduras en los pies puede deberse a varios factores. A continuación te enumeramos algunos de ellos: Roce o fricción continua. La causa principal de las rozaduras y ampollas en los pies es la fricción de la piel contra el calzado, sobre todo cuando hacemos largos recorridos o cuando estrenamos calzado. Esta lesión también puede darse por la fricción de piel con piel y entonces la lesión suele aparecer entre los dedos. Quemaduras. El sol, productos químicos o líquidos a altas temperaturas, como el agua hirviendo, pueden ocasionar ampollas (tanto en los pies como en el resto de partes del cuerpo).

Pie de atleta u hongos en los pies. Los hongos en los pies, como sucede en la patología del pie de atleta, también pueden llegar a producir ampollasTe contamos todo sobre este problema en “Pie de atleta: tipos de infección y consejos para prevenirlo“. Espolón calcáneo. El crecimiento del hueso del talón genera un roce excesivo de dicha zona con el calzado. Esta fricción deriva en las mencionadas lesiones cutáneas. Para saber más sobre esta patología te dejamos el post “Espolón calcáneo. Causas, síntomas y tratamientos”.

Remedios para curar las ampollas

remedios

Agua con sal, un buen remedio para acabar con las ampollas es mezclar en un barreño agua caliente con abundante sal y sumergir en él los pies durante algún tiempo. Esto ayudará a que las molestas ampollas se sequen y se vacíen de forma rápida sin necesidad de pincharlas y provocar una posible infección.

Aloe vera, uno de los productos más populares de los últimos tiempos en el aloe vera, un remedio natural para muchas cosas, entre ellas las ampollas. Esto se debe a que el aloe es un antiinflamatorio natural, por lo que ayudará a reducir la inflamación de la ampolla, y gracias a sus propiedades hidratante ayudará a una más rápida curación.

Vaselina, otro de los remedios que puedes utilizar para acelerar la curación de las ampollas es aplicar sobre la zona afectada un poco de vaselina, que ayudará a que la bolsa que se ha formado se vacíe más rápidamente y por lo tanto se cure antes. Además, también es bueno aplicarla para prevenir su aparición, ya que evitarás la fricción que las provoca.

Vinagre de manzana y cebolla, aunque este remedio es un poco más trabajado también es muy sencillo. Tan solo tendrás que triturar una cebolla y mezclarlo con un poco de vinagre de manzana, que gracias a sus propiedades antibacterianas te ayudará a prevenir la infección de la ampolla. Es importante que controles la zona afectada y la mantengas limpia para que no se infecte, sobre todo en verano que se utilizan zapatos abiertos, ya que si se infectan puede derivar en un problema mayor y necesitarás acudir a tu médico para que te mande algún tratamiento.

Ajo, el ajo es otro de los productos que puedes utilizar para las ampollas. Para ello tan solo tienes que pelar un diente de ajo, y frotarlo con la zona afectada, o bien sujetarlo contra la ampolla con la ayuda de una gasa durante unos 5 o 10 minutos. Otra forma de utilizarlo es triturar un par de ajo y aplicar sobre la ampolla con la ayuda de una gasa o un algodón, esto ayudará a que se seque de forma más rápida.

Otras recomendación que puedes seguir para tratar las ampollas es cubrirlas con tiritas cada vez que utilices calzado para evitar la fricción continua en la zona y el dolor. Además, es aconsejable que cada vez que estés en casa tengas la zona al descubierto, para que el aire ayude a su curación. Por otro lado, utilizar calzado de buena calidad que no apriete mucho o que no vaya demasiado suelto, es una buena forma de prevenir la aparición de ampollas.

¿Cómo puedo saber si voy a tener ampollas en los pies?

son una de las lesiones mas comunes cuando salimos a correr 1280403 Los remedios de la abuela para evitar que te salgan ampollas

Las ampollas en los pies se encuentran localizadas en una zona específica de la piel. Podemos saber en qué momento vamos a tener una lesión de este tipo prestando atención a estos síntomas: Calor intenso en esa zona. Enrojecimiento de la piel y molestias al rozar esa parte del pie. Este será el signo que te indicará que en un breve periodo de tiempo va a aparecer la ampollas. Ablandamiento y levantamiento de la piel. En este momento, ya veremos la ampolla formada.