comscore
martes, 6 diciembre 2022 23:23

Estas costillas guisadas están más melosas y sabrosas que al horno

Karlos Arguiñano nos enseña cómo hacer un sabroso guiso de costillas guisadas de cerdo con patatas y un sofrito de verduras: ajo, cebolla, zanahorias, puerro y pimientos verdes. Una deliciosa receta a la cazuela, ¡al estilo tradicional! Además, os damos el tiempo de cocinado para que la costilla quede jugosa y el guiso perfecto. 

Durante el confinamiento en casa por la COVID-19 uno de nuestros grandes entretenimientos fue cocinar. Cuando las grabaciones del programa de televisión se paralizaron, Karlos Arguiñano siguió cocinando desde casa y compartiendo sus recetas en redes sociales. Uno de los platos que más éxito tuvo fue este guiso de costilla de cerdo con verduras que ha querido volver a cocinar en plató para todos vosotros.

Ingredientes

Costillas guisadas

1.200 g de costilla de cerdo (troceada)

2 patatas

2 cebollas

3 zanahorias

2 pimientos verdes

1 puerro

5 dientes de ajo

200 g de guisantes (desgranados)

1 pastilla de caldo de carne

Sal

Aceite de oliva virgen extra

Pimienta

Perejil

Elaboración de las costillas guisadas

costillas en salsa estilo antonio Estas costillas guisadas están más melosas y sabrosas que al horno

Salpimienta las costillas y dóralas en una cazuela con un chorrito de aceite. Retira las costillas a una fuente y resérvalas. Pela los ajos, las cebollas y las zanahorias. Limpia el puerro retirándole la parte superior, la inferior y la primera capa. Retira el tallo y las semillas de los pimientos. Corta todas las verduras en dados, rehógalas durante 10-12 minutos (aproximadamente) en la misma cazuela conde has dorado las costillas y sazónalas.

Cuando esté bien rehogadas, añade las costillas.  Pela las patatas, trocea (cascándolas) e incorpóralas. Mezcla bien y cubre con agua. Desmenuza encima la pastilla de sabor, tapa la cazuela y guisa la costilla durante 25 minutos a fuego suave. Añade los guisantes y cocina todo conjuntamente durante 4-5 minutos más (según tamaño). Sirve y adorna los platos con unas hojas de perejil.

Consejos

Las costillas de cerdo, además de poder introducirlas en un sinfín de guisos, son perfectas para asarlas tanto en horno como en barbacoa.

Todos los guisos que puedes hacer con costillas guisadas

47701ac Estas costillas guisadas están más melosas y sabrosas que al horno

Las costillas de cerdo son un ingrediente barato, sabroso y lleno de sabor. Nos gustan tanto que echando un vistazo a nuestras publicaciones he encontrado un montón de recetas, tanto para cocinarlas en el horno al estilo americano, como para utilizarlas en otras recetas de guisos, estofados y arroces. Hoy enseñamos estas 31 formas de cocinar costillas de cerdo para chuparse los dedos, literalmente

Las hemos organizado por el tipo de utilización, ya sea en horneados -donde encontramos la mayoría de las recetas- como en guisos y otras preparaciones que también os aconsejamos, ya que este ingrediente está buenísimo se cocine como se cocine.

La receta más fácil y rápida para hacer unas costillas al horno es esta, en la que partimos de costillas de cerdo ya separadas que cocinaremos en el horno y sazonaremos con una estupenda salsa barbacoa. Esta costilla al horno adobada está tan sabrosa que casi os hará olvidar aquella preparada en barbacoa. Tan solo un buen aliño y un rato de horno nos llegan para convertir esa pieza de carne en un bocado exquisito para el que hay que arremangarse y disfrutar.

Si hay un país experto en la cocina de las costillas de cerdo, es Estados Unidos. Fue concretamente en Louisiana donde aprendimos a preparar estas costillas al estilo americano, sabrosas, con el toque de cáscara de naranja que les da un toque ácido muy especial. Las costillas al horno con salsa barbacoa son un plato infalible en reuniones de amigos, concentraciones para ver eventos deportivos, fiestas de cumpleaños y cualquier otra disculpa para disfrutar comiendo con las manos. En esta receta, hasta la salsa es casera, por lo que os recomiendo que no os la perdáis. 

La mejor manera de cocinar las costillas a la barbacoa sin contar con una parrilla de leña pasa por hacerlas al vacío y a baja temperatura, para dar después el último toque al horno. Esta técnica permite, además, que las costillas se cocinen junto a una marinada, que hace que queden muy sabrosas, sin depender solo de la salsa (que aun así se puede añadir al final). 

La primera vez que vi esta receta de Costillas al horno glaseadas con miel de ajo negro me atrajo el color de la carne, tras el baño en la miel de ajo negro y el paso por el horno. Aunque aún no las he probado, supongo que el sabor me gustará, con esos toques de regaliz que aporta este ajo fermentado. La apunto en pendientes. 

Si antes os hablaba de la receta de Luisiana con el toque de naranja, tampoco las costillas al estilo de Carolina del Norte tienen nada que envidiarlas. Para muchos, hay dudas entre esta receta y la de Nueva York como la receta perfecta de las costillas de cerdo al horno. ¿Cuál os gusta más?. Parea los que disfrutan con los contrastes, la receta de estas costillas al horno con miel resulta perfecta. La caramelización de la miel produce un dorado superapetecible en la carne y el toque de hierbas aromáticas, culmina esa deliciosa elaboración.