comscore
lunes, 28 noviembre 2022 8:57

Migas: La receta andaluza que le da mil vueltas a la tradicional

Las migas de pan son un plato típico de invierno en España, sobre en todo en la región del sur. Este plato, de orígenes humildes ha ido evolucionando y ahora es considerada una exquisitez por muchos. Las migas de pan andaluzas son una de esas recetas de aprovechamiento, perfectas para no desperdiciar nada en la cocina. Migas hay de muchos tipos y también varias son las formas de clasificarlas. Incluimos aquí un listado forzosamente parcial y animamos al lector a completar con otras clases de migas que conozca en los comentarios de esta entrada, por supuesto.

La receta de migas andaluzas que te presento a continuación es una receta sencilla y práctica con la que conseguirás preparar las mejores migas. Presta atención y recuerda que la idea de este plato es darle utilidad al pan viejo, así que ve guardando todas las barras de pan que te sobren duran unos días.

Ingredientes

Migas

 1 kilogramo de Pan duro 

 200 gramos de Chorizo 

 ½ cabeza de Ajo 

 200 gramos de Bacon 

 200 gramos de Chistorra 

 200 gramos de Jamón dulce 

 Agua

 Sal

 Aceite

 Mandarinas

Cómo hacer migas

receta de migas andaluzas 640x427 1 Migas: La receta andaluza que le da mil vueltas a la tradicional

Antes de ponernos a cocinar migas, lo primero que debes hacer es cortar el pan en cuadritos pequeños, como si fueran picatostes. Esto lo puedes hacer con un cuchillo o directamente con las tijeras de cocina. Recuerda que debes usar pan duro, viejo de al menos un día y si es posible, utiliza siempre un pan que tenga una buena miga.

A la hora de cocinar, calienta una sartén con un buen chorro de aceite y empieza por sofreír los ajos troceados hasta que empiecen a dorarse. A continuación, coloca toda la carne en la sartén, es decir, el chorizo, el bacon, el jamón dulce y la chistorra, y sofríe en conjunto. La idea es que el aceite vaya tomando el sabor de todos estos ingredientes.

La carne puedes comprarla ya cortada en tiras o sino, deberás cortarlo tu mismo, todo en trozos pequeños, más o menos parecidos a los trozos de pan. Cuando ya tengas este sofrito hecho, y veas que todo el embutido ha soltado su propio aceite, deberás añadir a la sartén un poco de agua con una pizca de sal. La cantidad de agua es al gusto, pero de momento puedes empezar con un vaso pequeño.

Inmediatamente después incorpora todo los trozos de pan viejo que has cortado y ve removiendo para que se empapen por completo con todo el aceite del sofrito y el agua. Entonces, para terminar de cocinar nuestras migas andaluzas, deberás mantener la cocción en fuego medio-bajo y remover de forma constante hasta que se haya consumido todo el líquido. El secreto de unas buenas migas de pan es remover todo sin para, así evitamos que el pan se queme y conseguimos que este absorba bien los sabores de todo el embutido.

Espera que repose unos minutos y sirve este delicioso plato de invierno junto con unas uvas o mandarinas de guarnición. Esta receta de migas andaluzas es una versión fácil y rápida de la receta original, en la que normalmente se va sacando de la sartén todo el embutido una ves sofrito.

Otra versión de este famoso plato de comida española son las migas de harina de trigo. Y si te sigue sobrando pan también puedes ¡preparar un postre con pan viejo!, así que aquí tienes la receta de la torta de pan colombiana. ¡Buen provecho!

Todas las recetas de migas que puedes hacer

migas Migas: La receta andaluza que le da mil vueltas a la tradicional

Las migas son un plato tradicional de aprovechamiento que acompaña muy bien a los inviernos fríos por su alto contenido calórico. Se hacen en muchas regiones de España y, aunque la base es similar, en cada zona se le añaden algunos ingredientes. Aquí tienes los tres platos de migas que más se comen, explicados paso a paso, para que también disfrutes de ellas en casa.

Las migas manchegas también son conocidas como migas del pastor o ruleras. Son un plato fácil de hacer, tanto en casa como en el campo, que se suele acompañar de uvas, ya que tradicionalmente se comen durante la vendimia.

Si algo diferencia las migas extremeñas del resto es un componente especial de esta tierra, el pimentón de la Vera. Además, como en el caso de las manchegas, dependiendo de la zona se le añaden diferentes ingredientes. Las puedes encontrar con sardinas, con chocolate e incluso en zonas donde se añade un poco de miel.

En algunas ciudades andaluzas la tradición manda que las migas, en vez de con pan, se hagan con sémola de trigo. Este plato se acompaña por morcilla, pescaditos pequeños fritos, pimientos verdes o aceitunas.

Migas turolenses, estas migas se humedecen en una salmuera durante toda una noche. Al día siguiente, una media hora antes de ser servidas, se fríe en una sartén unos ajos y antes de dorarse se retiran. Al finalizar de cocinarlas se suelen añadir unos tacos de jamón, a veces trozos de chorizo, panceta de cerdo, etc. Migas aragonesas, se hacen con pan duro, chorizo, tocino fresco de cerdo, cebolla, ajo, pimentón dulce sal y aceite de oliva. La presencia de la cebolla es esencial para que sean al estilo aragonés. Se sirven con uvas en el plato.