comscore
martes, 29 noviembre 2022 2:45

Tratamientos para tratar los problemas de la piel de la cara

La piel es el órgano más extenso de la cara y la que tenemos en el rostro es la que más sufre al estar más expuesta al sol, a la polución, al viento, etc., de forma que se termina arrugando, formando manchas, volviéndose más flácida, etc.

Por suerte, en el Centro de Estética G&G Beauty localizado en Madrid, dirigido por la esteticista Génessis Salazar, nos ofrecen varios tratamientos para remediar estos problemas sin necesidad de pasar por el quirófano, como el tratamiento radiofrecuencia.

Radiofrecuencia facial

Este tipo de método es uno de los últimos que ha surgido y se aprovecha del calor que produce la radiofrecuencia, gracias a la cual se pueden aplicar temperaturas altas a la cara sin quemar la piel del rostro.

El calor viaja hacia el interior de la piel, consiguiendo que el colágeno y las fibras envejecidas se retraigan, estropeándolas y obligando a que el organismo las repare produciendo nuevas, lo que consigue que la piel luzca mucho mejor.

También se produce nuevo colágeno, por lo que la piel está más tersa y flexible, eliminando así las arrugas o mejorándolas hasta que casi no se notan.

Masaje Kobido

Aunque los tratamientos para la piel de la cara cada vez son menos invasivos, hay personas que no quieren saber nada de máquinas, de aplicación de calor o de productos químicos, así que para ellas el mejor tratamiento es un masaje kobido madrid.

Se trata de un masaje facial con mucha historia, ya que durante siglos ha sido propio de la familia imperial japonesa, de modo que emplea una serie de técnicas de la medicina tradicional de este país.

Con el tratamiento se trata de estimular los nervios de la cara, aumentar la circulación de la sangre y oxigenar la piel, con una serie de movimientos y presiones que además hacen que nos relajemos un rato, lo que no nos vendrá nada mal.

Los hay de varias duraciones, puesto que van desde los veinte a los noventa minutos, y son más intensos cuanto más largos son, así que vamos a poder elegir en función de nuestras necesidades y del tiempo que tengamos en ese momento.

¿Para quién se recomiendan ambos tratamientos?

Ambos consiguen un efecto reafirmante y efecto lifting, por lo que están recomendados para personas de cualquier edad y sexo, pero lo cierto es que es a partir de los cuarenta años cuando se vuelven imprescindibles, aunque nada impide que nos los realicemos antes, pues no son invasivos.

Tanto en mujeres como en hombres, es a partir de esa edad cuando la piel comienza a dar sus primeros síntomas de fatiga, en especial si no nos hemos protegido la piel de la cara a la hora de tomar el sol o tenemos un trabajo a la intemperie.

Antes de que las arrugas vayan a más, siempre es una buena idea someterse a uno de estos dos tratamientos. Recomendamos optar por el masaje si son incipientes y la radiofrecuencia si son más profundas, lo que suele ocurrir si ya se pasan las cuatro décadas de vida.