comscore
domingo, 4 diciembre 2022 7:16

El truco para limpiar la goma de la lavadora y evitar la humedad y el moho

Sin ninguna duda que la lavadora estaría siempre en los primeros puestos de una imaginaria lista de electrodomésticos más imprescindibles de tu casa. Por mucho que la nevera sea un básico o que algunos consideren que no pueden vivir ya sin lavavajillas, por aquello de que odian lavar los platos a mano, o hasta que otros piensen que no puede haber una casa sin horno o microondas. La lavadora ejerce un papel primordial, por mucho que puedas acudir a las lavanderías que también proliferan por las calles. Por ese motivo es por lo que hay que cuidarla.

Cuidado de la lavadora

lavadora
Tienes que cuidar también tu lavadora

Si queda claro que la lavadora es casi un elemento imprescindible de tu vida cotidiana, al igual que hacemos de vez en cuando con nuestros coches, cuando los llevamos al taller a hacer una revisión, también tenemos que llevar a cabo con ellas, aunque sin tener que sacarla de casa. Y es que a menudo olvidamos darles el mantenimiento que se merecen, de la misma manera también que en tu hogar limpias de vez en cuando la nevera y vacías el depósito de la aspiradora.

Los males de la lavadora

lavadora
Las lavadoras también necesitan un mantenimiento de vez en cuando

Muchos creerán que las lavadoras, al estar en contacto constante con agua y detergente ya se limpia por sí sola, pero es una gran error. Este electrodoméstico está constantemente expuesto a la humedad, así como a la suciedad que pueda haber en tus prendas, por lo que es muy propenso a acumular porquería e incluso desarrollar moho, sobre todo en el tambor, la cajetilla del detergente y la goma que sella la puerta. Esta última suele ponerse muy fea con el tiempo, apareciendo manchas con muy mal aspecto y un olor desagradable que llega a tu ropa.

Trucos de mantenimiento

lavadora 3 El truco para limpiar la goma de la lavadora y evitar la humedad y el moho
Cuando no esté funcionando es mejor tener la puerta abierta

Si la goma de la lavadora se deteriora en exceso pierde su propiedad de aislamiento del agua del interior y te tocaría cambiarla, por lo que para ahorrarte ese gasto y esa molestia deberías prestar atención a este par de trucos de mantenimiento, con los que ese problema no aparecerá. Por un lado es aconsejable secar con un trapo la goma de la lavadora tras cada lavado, y por otro también es recomendable dejar la puerta del tambor siempre abierta cuando no esté funcionando, por mucho que te pueda molestar algo al pasar junto a ella.

Cómo limpiar la goma

lavadora 4 El truco para limpiar la goma de la lavadora y evitar la humedad y el moho
Hay que estar pendientes de vez en cuando a la goma de nuestro electrodoméstico

La primera opción para limpiar la goma de la lavadora es recurrir a un limpiador antigrasa, aunque estos resultan agresivos. Si prefieres un producto libre de químicos, prueba la siguiente mezcla: 250 mililitros de agua, más 50 mililitros de vinagre blanco y una cucharada de bicarbonato. Primero, comprueba que no haya nada atrapado en la goma de la lavadora. Después, vierte la mezcla en un pulverizador y rocíala o bien empápala con un trapo o esponja. Déjalo actuar unos minutos y luego acláralo con un paño húmedo y sécalo con uno seco.

Cómo quitar manchas

lavadora
Para quitar las manchas de la goma también hay un remedio casero

En caso de que la goma de la lavadora, además de la suciedad y el olor a humedad, tenga moho, también hay un remedio casero que te puede servir, y que no es otro que tres litros de agua, 250 mililitros de agua oxigenada y 60 mililitros de zumo de limón. Lo mezclas y con él rocías la goma. El procedimiento es el mismo que en el caso anterior. Si las manchas son especialmente persistentes, frota con un estropajo o un cepillo de dientes que te permita acceder a todos los recovecos de la goma. Recuerda secarla bien como paso final y deja la puerta del tambor abierta al finalizar la operación de limpieza.

Por qué pasa el moho a la ropa

lavadora
Cualquier operación de limpieza que hagas en tu electrodoméstico, hazla con guantes

El moho que puede afectar a tu lavadora también puede trasladarse a tu ropa. Hay que tener en cuenta que es un tipo de hongo microscópico que suele surgir como consecuencia de la humedad, el calor, la poca ventilación y la suciedad, instalándose en distintos espacios, entre ellos las casas. Las manchas de moho son muy perjudiciales y no solo para la ropa. Pueden llegar a causar irritación en la piel, estornudos y algunos síntoma de alergia. Antes de que salte a la vista, puedes detectar estas manchas por su fuerte olor a humedad. Para evitar que surjan, hay que tener presente que algunas de las causas de su aparición son, por ejemplo, guardar la ropa aún húmeda o dejarla apilada mucho tiempo o dentro de la lavadora varios días.