comscore
miércoles, 7 diciembre 2022 0:24

Sandwich mixto: El secreto para lograr un tostado de 10

El sándwich de jamón y queso a la plancha, sándwich mixto, también conocido como bikini en Catalunya, es uno de los  más populares y fáciles de preparar. Sin embargo, por más que parezca una tontería, hay muchos trucos que se esconden tras esta básica receta. Por ejemplo, lograr que el queso quede perfectamente fundido sin quemar el pan o hacer que el pan quede crujiente sin que chorree grasa ni esté aplastado como un papel de fumar.

Poniendo un poco de atención a la técnica de su elaboración, utilizando ingredientes de calidad y haciéndolo con cariño, si aplicas estas claves, seguro que mejoran tus sándwiches mixtos en casa.

Son cuatro los ingredientes que normalmente se usan para hacer un sándwich mixto: el pan de molde, la mantequilla, el jamón cocido o jamón York y el queso. Es importante elegir productos de calidad y no usar fiambres envasados económicos porque el resultado será muy diferente. 

Ingredientes

Sandwich mixto

PARA 2 PERSONAS

4 rebanadas de pan de molde

4 lonchas de queso emmental

6 lonchas de jamón cocido delgadas

Una nuez de mantequilla

Elaboración del sandwich mixto

alimentacion dieta obesidad 484713861 150852066 1706x960 Sandwich mixto: El secreto para lograr un tostado de 10

Untar las rebanadas de pan con mantequilla por las dos superficies externas. Colocamos una loncha de queso emmental encima de cada rebanada de pan. Encima de cada loncha de queso añadimos una loncha de jamón cocido

Montamos el sándwich, que quede la siguiente manera pan + queso + jamón + jamón + queso + pan. Lo metemos en la plancha, tostadora, sandwichera o a fuego lento en la sartén hasta que el queso se derrita y el pan quede dorado

Consejos:

La mejor opción siempre será usar pan de molde artesanal, sin embargo si elegimos un pan de molde industrial, tenemos muchas opciones. La mejor, según expertos, es utilizar los que tienen forma de pan horneado, antes que los panes cuadrados. Sobre si usar la corteza o no, depende mucho del gusto de cada uno, pero la versión original de este sándwich siempre incluirá una cobertura crujiente y jugosa. 

Muchas veces este ingrediente no se emplea en la receta, sin embargo para conseguir un tostado bonito y a la vez jugoso, tenemos que untar las rebanadas de pan de molde con mantequilla. Para una buena distribución y, además, para reducir la cantidad es preferible tener la mantequilla a temperatura ambiente durante unos 20 minutos antes de hacer los sándwiches. Es conveniente dar mantequilla al pan tanto en su cara exterior, que entrará en contacto con la plancha, como en la cara interior del sándwich mixto.

Es importante utilizar quesos que fundan bien como el gouda, el emmental o el gruyère, y evitar las lonchitas de queso preparado envueltas en plástico porque, por bien que se fundan, en realidad contienen poco queso y muchos preparados lácteos a base de queso y citrato de sodio (una sal que hace que el queso permanezca emulsionado y que funda mejor). 
Para los más arriesgados, un truco es poner queso en ambas caras del pan. De esta manera, envolverá al jamón tanto por arriba como por abajo, en una proporción perfecta.

Es importante que se elija un buen jamón cocido o de York. Este debería ser un corte muy fino, ya que es preferible poner tres o cuatro lonchas muy finas que una gruesa. Al colocar el jamón, se puede formar olas con las distintas lonchas para dar volumen al sándwich y hacer que parezca más cargado. El resultado será un sándwich más jugoso.

La mejor técnica para hacer el sandwich

Sandwhich mixto 1 Sandwich mixto: El secreto para lograr un tostado de 10

¿Dónde hacer el sándwich? Podemos utilizar una sandwichera eléctrica, una plancha o una sartén. Si usamos la primera opción, hay muchas que dan buenos resultados, aunque se recomienda usarla con el termostato al mínimo para que antes de que se tueste el pan de más, haya dado tiempo a que se funda el queso en el interior. 

Si por el contrario, optamos por usar una plancha, una sartén o una sartén acanalada debemos cocinar el sándwich en una cocción muy lenta. Podemos tapar la sartén mientras se dora la cara inferior. Recuerda no aplastarlo con la espátula y tampoco darle vueltas y vueltas.

Lo más importante es siempre utilizar la temperatura más baja ya que con esto podemos tostar el pan a la vez que se va fundiendo el queso. Si utilizamos un fuego muy alto, nuestros sándwiches estarán hechos antes, pero veremos quedarán más quemados en su interior y  menos cocinados por dentro.

Puedes servir el sándwich acompañado de patatas fritas recuerda cómo hacer para que queden perfectas o con un poco de ensalada, pero en general, basta con servir el sándwich mixto, sin más guarnición.

Es tradición servir el sándwich cortado por la mitad, en diagonal, si son panes de moldes cuadrados, para que el comensal pueda ver el corte con abundante jamón y para que al apretarlo con las manos, observe cómo sale el queso fundido al exterior. 

Si se quiere dar un toque más de elegancia, se pueden envolver las mitades de sándwich en servilletas de papel para que sean más cómodos de comer. El sándwich mixto se puede comer con cuchillo y tenedor pero en mi opinión, se disfruta mucho más comiéndolo con las manos.