comscore
martes, 6 diciembre 2022 17:28

Ya puedes comprar la casa de ‘Stranger Things’: este es su precio

La vivienda de los Byers, escenario clave en la primera temporada de la serie de Netflix, se puede comprar desde la semana pasada por este precio. Una cuantía más ‘modesta’ que el de otras icónicas localizaciones hollywoodienses, pero a la habría que sumar la inversión de la reforma.

Según informa Comicbook, la vivienda que ambientó los primeros capítulos de Stranger Things está a la venta desde la semana pasada a la venta por dicho precio. Y no, no se encuentra en Hawkins, sino en Fayetteville, Georgia, donde fue construida en 1990

Todo sobre la venta de la casa de Stranger Things

Winona Ryder stranger things Ya puedes comprar la casa de 'Stranger Things': este es su precio

¿Te gustaría vivir en uno de los escenarios más icónicos de Stranger Things? Pues prepara los 300.000 dólares (310.000 euros) que cuesta la casa real de la familia Byers, esa en la que desapareció el pequeño Will (Noah Schnapp) al inicio de la exitosísima serie de Netflix. La citada web recoge el anuncio publicado por la inmobiliaria Exp Realty, que no podía ser de otra manera, hace alusión a la serie en la descripción de la vivienda. De hecho, entre las imágenes incluye varias de la pared con las letras del abecedario y las luces de Navidad que Joyce Byers (Winona Ryder) descubrió aterrada mientras buscaba desesperadamente a su hijo pequeño.

Desde que aquella escena diera la vuelta a todo el mundo, cientos y cientos de fans de Stranger Things se han acercado diariamente a la casa para verla y hacerse una foto. Hasta el punto de que sus propietarios tuvieron que colocar una barrera a la entrada y letreros de “propiedad privada” para evitar que los seguidores se metieran sin permiso en la vivienda.

Ahora, estos mismos dueños ponen la casa en venta por 300.000 euros. Un módico precio si tenemos en cuenta los precios que alcanzaron otros bienes hollywoodienses como la casa original de Pesadilla en Elm Street (vendida por 3.2 millones en 2021) o la casa real de la saga de terror The Conjuring (vendida en su momento por un millón de dólares), y que en este caso responde a que la casa de Stranger Things necesita “una reforma completa”. Es decir, que no está precisamente en las mejores condiciones para vivir en ella. 

Aun así, los propietarios la ven como una buena oportunidad de mercado. Para ellos, que quieren deshacerse de la vivienda, y para sus potenciales compradores, que con una buena inversión en reparaciones podrían multiplicar su valor aprovechando el indudable tirón de Stranger Things. Pero si ningún fan se anima, sus dueños también ofrecen la posibilidad de alquilarla por un breve espacio de tiempo.

El éxito de la serie

Stranger Things
¿Qué podemos decir de esta serie que no se haya dicho ya? Una serie para amantes de los años 80, de lo extraño, y que a su manera está llena de clichés, pero no es algo que nos moleste. Es una serie que hay que ver, y que en pocos meses ha alcanzado un gran número de seguidores. Si no quieres que Internet te haga spoilers, lo mejor que puedes hacer es verla ya. Y es que en la red puedes encontrar multitud de disfraces, de memes y de viñetas relacionadas con la serie que te puede destripar alguna que otra parte. Ver de nuevo a Winona Ryder en la pantalla es una delicia.

Entre la nostalgia y el asombro, entre el miedo y la risa, entre niños y jóvenes: así ha sido el camino de Stranger Things, la serie de Netflix creada por los hermanos Duffer que, desde su primera temporada, se consolidó como la mejor serie de cultura pop ochentera de los últimos años. 

Además de situarse en esa maravillosa década, donde la música, la moda y la cultura popular dejaron referentes imborrables, esta serie tiene el acierto de enfocarse en uno de los géneros más llamativos y retadores del cine: el terror adolescente, ese que fue impulsado por creadores como West Crave, Stephen King y Clive Barker. 

El pasado 27 de mayo se estrenaron los primeros siete episodios de la cuarta temporada y este viernes 1 de julio llegaron a la plataforma los dos últimos. Un abrebocas para la quinta y última temporada de la serie, que ya está confirmada por los creadores.

Críticos y fanáticos coinciden en que esta temporada tiene una mirada mucho más oscura y terrorífica que las tres anteriores. En estos capítulos las muertes, los rostros destrozados y el misterio han hecho que los seguidores se mantengan firmes con la historia de estos niños, que ya no son tan niños, pero siguen encantando al público con su talento y profesionalismo. 

De hecho, los primeros capítulos de la cuarta temporada alcanzaron 286’790.000 horas visualizadas en su primer fin de semana de estreno. Además, durante la madrugada del 1 de julio, cuando se lanzaron los últimos capítulos, la página colapsó al punto de ser tendencia por la caída de Netflix a nivel mundial.

Uno de los elementos que conquistó a la audiencia fue la época en la que se ubica la serie. Que va más allá de ser circunstancial; desde la primera temporada se ven referencias a películas, series, productos y elementos de esa época como el juego Calabozos y Dragones, los walkie talkies, el walkman, la ropa colorida y los peinados con copete, además de películas como Volver al Futuro, E. T., Terminator y Los cazafantasmas, por mencionar algunas. Además, con referentes musicales de la época, le han dado un toque especial a cada temporada.

Sobre ese último punto vale la pena decir que Craig Henighan es el encargado de la musicalización y el diseño sonoro de Stranger Things. Junto a su equipo, el ingeniero de sonido seleccionó canciones que son himnos de la música como Detroit Rock de Kiss, Psycho Killer de Talking Head, Play With Me de Extreme, entre otros. También han sonado canciones de Madonna, The Police, The Clash, Cindy Lauper, Joy Division y Scorpions.