comscore
domingo, 2 octubre 2022 0:01

Cómo eliminar la grasa de las rejillas del extractor

Uno de los elementos más importantes de una cocina es la campana extractora, pero, al mismo tiempo, es de las zonas que más suciedad acumula. Aunque no nos demos cuenta y nos olvidemos de limpiarla o retrasemos la tarea por su dificultad, es imprescindible mantenerla en las mejores condiciones posibles. Para ahorrarte horas de limpieza y dinero de tu bolsillo, te recomendamos algunos trucos de limpieza que te harán la vida más fácil y sencilla a la hora de afrontar la limpieza de la campana y así lograr que quede como nueva.

Métodos para eliminar la grasa del extractor

extractor

Para poder eliminar la grasa de la campana necesitas un desengrasante porque limpiar el interior es muy complicado pero igual de necesario, ya que ayuda a que funcione como debe. El producto que utilices debe ser para acero inoxidable y así evitar daños en el electrodoméstico. En primer lugar, debes quitar los filtros para, después, darle una capa de desengrasante por dentro. Cuando lo hayas puesto, deja que actúe durante unos minutos, seguidamente pasa un trapo o estropajo por la zona. Es muy probable que la primera pasada no te quede como deseas, así que deberás repetir el proceso.

Es uno de los productos más versátiles y que se utiliza para (casi) todo a la hora de limpiar la casa. En el caso de la campana es perfecto para limpiarla por dentro, ya que este producto quitará incluso la suciedad del interior del motor. Lo único que tienes que hacer es calendar el bicarbonato de sodio en un par de ollas con agua. Cuando empiece a hervir, enciende el extractor y deja que el vapor suba y se meta dentro del aparato durante una hora. Si se va vaciando, rellénalo con ambos ingredientes. Verás cómo empieza a caer la grasa de las campanas.

Después del tiempo estimado, apaga los fuegos y protégelos con papel absorbente para que no se manchen de grasa, ya que va a ir cayendo mientras lo acabes de limpiar. Deberás pasar una bayeta húmeda e incluso puedes emplear un cepillo con una mezcla de bicarbonato y agua en las zonas que sea necesario. Acaba por pasar de nuevo la bayeta hasta que quede reluciente.

Para acabar de dejarlo todo como nuevo tendrás que rematar la parte de fuera. Primero apaga el extractor y coge el guitagrasas. Échalo por toda la superficie con cuidado en la zona de los botones y deja que actúe unos segundos. A continuación, para una bayeta en la misma dirección por la que has echado el producto, conseguirás potenciar el brillo y evitar la aparición de marcas.

La importancia de la higiene en la cocina

post limpiarcocina innova2 Cómo eliminar la grasa de las rejillas del extractor

Si la tarea que menos te gustaba cuando eras niño era verte obligado a lavar los platos de la cena, es posible que la idea de limpiar tu propia cocina te resulte tediosa, estresante e innecesaria. Lograr que tu cocina se mantenga siempre limpia requiere de buenos hábitos, constancia y conocimientos de limpieza para saber cómo hacerlo correctamente y cuáles son los productos ideales. Una cocina limpia no solo es estéticamente agradable, sino que también es beneficiosa para tu bienestar general. 

No limpiar la cocina puede resultar en la propagación de bacterias y gérmenes, que pueden causar que tanto tú como otros miembros de tu hogar se enfermen. No solo debes lavar las encimeras, barrer los pisos y limpiar los platos con regularidad, sino que también debes desinfectar las áreas de trabajo y los utensilios de cocina que se utilizan para evitar la propagación de bacterias.

Las cucarachas, hormigas, ratones y ratas son visitantes frecuentes de las cocinas sucias. El mantenimiento adecuado y la limpieza regular de tu cocina reducirá la posibilidad del surgimiento de plagas. Algunas plagas, como las cucarachas, son extremadamente hábiles para esconderse detrás del desorden. Esto hace que sea imperativo que no solo mantenga las encimeras y los pisos limpios, sino que también tu armario esté perfectamente organizado.

Una cocina limpia y ordenada estratégicamente hace tu vida más fácil, ya que encuentras todos los utencilios y alimentos que necesitas para cocinar fácilmente y en buen estado. Elige con cuidado dónde ubicar los electrodomésticos, guardar los platos, cubiertos, condimientos y alimentos en general; de tal manera que sea fácil de encontrar y funcional para usar.

La cocina y el baño son dos de las habitaciones más peligrosas del hogar. Ser proactivo y tomar medidas para reducir los riesgos puede salvar vidas. La limpieza sobre la marcha y el almacenamiento de herramientas y utensilios de forma segura cuando no están en uso previenen accidentes

Los líquidos derramados aumentan el de riesgo de caídas, recuerda limpiar inmediatamente los suelos mojados o evitar caminar cerca mientras seca. La acumulación de aceite en las campanas de las cocinas o los residuos de comida en el horno pueden causar incendios peligrosos difíciles de extinguir; realizar una limpieza de mantenimiento con cierta frecuencia puede ahorrarte altos costes en reparaciones y prevenir daños físicos.