comscore
miércoles, 5 octubre 2022 7:25

Qué es la Quiniela y Tipos de apuestas al jugar a la Quiniela

#APUESTAS | Contenido para mayores de 18 años

Los tiempos han cambiado. Con apenas unos clics podemos acceder a juegos de azar online pero también a los formatos más clásicos o consultar La Quiniela pronósticos. ¿Qué sabes de uno de los juegos deportivos más populares de nuestro país?

El lanzamiento de la primera Quiniela en España llegó durante la temporada 1946/1947. El primer boleto oficial estuvo integrado por siete partidos y se emitió el 26 de septiembre de 1946. Claro que, entonces, su formato era bastante diferente al que presenta La Quiniela actual. La principal diferencia residía en que los jugadores debían acertar, no sólo qué equipo iba a ser ganador, sino también el resultado exacto con los números de goles. Este sistema no fue todo lo efectivo que se esperaba por lo que se modificó hacia 1948 definiendo tres variables que se han mantenido inalterables: 1 para indicar que el equipo local resulta ganador, 2 cuando gana el equipo visitante y X cuando se produce empate entre ambos.

Con el paso del tiempo, este juego fue adquiriendo mayor popularidad y la consecuencia directa fue el incremento del número de partidos que se integraban en cada jornada de La Quiniela. En 1988 se implementó el formato de 15 boletos que conocemos en la actualidad. No obstante, a través de las décadas se han vuelto a implementar pequeños cambios en relación a los premios o en lo que respecta al funcionamiento del pleno al quince.

Pero, ¿cuál es su funcionamiento? Jugar a La Quiniela es realmente fácil. El hecho de que sea una alternativa altamente intuitiva es, sin duda, uno de sus principales rasgos distintivos. Eso sí, hay que tener en cuenta que para poder participar los jugadores han de ser necesariamente mayores de edad.

Durante los primeros 14 partidos el jugador debe vaticinar si va a ganar el partido local (1), el visitante (2) o si se producirá un empate (X). En el partido del pleno al 15 deberá especificar cuántos goles registrará cada uno entre tres opciones: Ninguno, 1 gol, 2 goles o M si considera que marcará de 3 en adelante. Para poder optar al pleno al 15 es necesario que previamente haya acertado en los 14 resultados anteriores.

Los boletos cumplimentados únicamente serán contabilizados si han sido validados minutos antes de que se dé inicio al primer encuentro. Al hacerlo, cada jugador debe recibir y conservar el correspondiente resguardo ya que sin dicho documento perderá el derecho a cobrar el premio.

Existen dos tipos de apuestas. Por un lado, las apuestas simples. En éstas los jugadores deben cumplimentar dos columnas tomando una elección por cada encuentro o bien una columna con un doble en el partido que deseen. En las apuestas múltiples, los jugadores cuentan con la posibilidad de hacer combinaciones con dobles y triples en su columna. Los boletos para llevar a cabo este tipo de apuestas tienden a tener un precio de venta más caro. Cualquier persona, independientemente de cuál sea su experiencia en este formato, puede jugar sin problema porque dentro del Anexo I en donde se recogen todas las Normas de La Quiniela.

A pesar de que estos tipos de apuestas son los más frecuentes, también es posible acceder a otras alternativas como, por ejemplo, las apuestas múltiples reducidas o las apuestas múltiples condicionadas.

Cuando hablamos de reducidas, el jugador puede elegir a qué partidos específicos desea aplicar reducciones. En estos casos, el precio de compra es menor y, en consecuencia, el premio potencial también puede reducirse. Este tipo de apuestas se regulan por una serie de normas que quedan recogidas en el Anexo II.

Las apuestas condicionadas permiten que los jugadores indiquen las condiciones, un parámetro que queda explicado con todo detalle dentro de las Normas de La Quiniela.

En el caso de que el boleto sea premiado, el jugador agraciado tiene la posibilidad de percibirlo de dos modos distintos, lo cual depende del volumen económico del premio. Si se trata de una cifra inferior a los 2.500 euros, podrá dirigirse directamente a cualquier administración de Loterías del Estado. Eso sí, deberá hacerlo a partir del día siguiente del último partido.

Si, por el contrario, el boleto está asociado a un bote en metálico superior a los 2.500 euros, el pago debe ser tramitado a partir de la entidad bancaria del agraciado. La gestión no va asociada a ningún tipo de comisión. Además, en caso de que el premio vaya a ser dividido entre diferentes participantes, será necesario que se faciliten datos al banco sobre la distribución del dinero para que éste pueda hacer las gestiones con Hacienda y puedan practicarse las retenciones asociadas.

Las probabilidades de obtener el premio varían en función de los conocimientos del jugador pero, por supuesto, también del azar. Es importante tener en cuenta que, desde el punto de vista matemático, acertar el pleno constituye una frente a más de 14 millones.

A lo largo de la historia de este juego se han registrado cuantiosos premios. El mayor hasta la fecha se entregó en la temporada 2005 – 2006 y fue un total de 9.089.888,93 €. De muy cerca le siguió el que se entregó en la temporada 1995 – 1996, de 8.462.504,98 €.