comscore
jueves, 29 septiembre 2022 19:10

Plácido Domingo se desmarca sobre la red de trata de Argentina: «No tuve nada que ver»

El músico Plácido Domingo, no termina de levantar cabeza. Algo que comprobamos el viernes pasado cuando salió una noticia que volvía a poner patas arriba la tranquilidad del tenor que en esta ocasión, no ha querido quedarse callado y ha preferido zanjar el asunto, por lo menos desde un punto de vista mediático.

Y es que nuevamente la justicia, en este caso la de Argentina, vuelve a señalarle por ser un presunto cliente de una red de trata. Es más, lo que está haciendo este organismo judicial es atribuirle unas escuchas en las que supuestamente estaría tratando de contratar un servicio sexual a través de una empresa que se camufla detrás de una Escuela de Yoga.

Las explicaciones que ha dado Plácido Domingo

Plácido Domingo
Plácido Domingo posando con motivo de uno de sus proyectos musicales

>«Han visto que está todo comprobado que no hay nada, lo que siento mucho es que era un grupo que yo… de amigos, que consideraba músicos,  estuvimos en una ocasión, los invité a trabajar, y desgraciadamente no ha sido así, pero bueno, en fin, desde luego que yo no tengo nada que ver en eso«, ha apuntado el director de orquesta contundentemente en uno de sus más recientes conciertos en Monterey, México.

Unas declaraciones que nos han sorprendido enormemente en la redacción de Cotilleo.es, y es que, hasta este momento, lo único que había confesado el músico era que no estaba imputado en la investigación. Pero ahora ha querido no dejar que las especulaciones empañen su imagen y mucho menos su marca personal y ha salido a la palestra no sin antes dejar claro que aparte de los posibles daños que podría tener estas informaciones sobre su carrera, esto le ha afectado a nivel personal: «Hombre, me da tristeza cuando has tenido amigos por muchos años y te das cuenta de que te han usado, entonces es así».

Aún así la vida no da tregua, y en este caso mucho menos. Y es que, como hemos adelantado al inicio de la publicación, en la llamada que se le atribuye a Plácido Domingo, el tenor estaría negociando un encuentro sexual en el que presuntamente se le escucha, mientras habla con una mujer que se hace llamar Mendy. En esta conversación lo que hace la voz masculina es concertar una cita.

Eso sí, es muy importante tener en cuenta, que no solamente se ha filtrado este audio. También, hay otro más en el que intérprete de Nessun Dorma le está dando presuntamente algunas indicaciones: «Cuando salgamos de la cena venimos separados, lo hacemos así porque mis agentes se van a subir a la habitación cuando yo suba y se van a quedar en el mismo piso».

Estas llamadas han llegado a las autoridades hace dos semanas cuando se ha desarticulado en Argentina una red de explotación sexual que llevaría actuando la friolera de más de 30 años. Es más, el líder de esta secta que, recordemos, se encontraba escondida detrás de una Escuela de Yoga, Juan Percowicz, ha sido detenido junto a una veintena de personas implicadas. Unos datos que se incluyen en el expediente judicial que señala a Domingo, «Plácido dijo que podía venir a visitarnos, es decir, que va a venir a visitarme. Porque él va a casa en Nueva York y lo recordó ayer».

Asimismo, varios medios de comunicación revelan que esta trama está dirigida por un exnotario de 84 años que estaba acusado de reclutar mujeres que iban allí para conseguir, «el desarrollo de la felicidad«. Unas mujeres que en vez cumplir con sus expectativas, terminaban perdiendo sus bienes y ejerciendo la prostitución, recibiendo a empresarios de alto nivel adquisitivo, políticos y, como es el caso del español, famosos. A cambio iban ascendiendo en la secta, no sin abonar cuotas de entre 250 y 1000 euros.

Su pasado con el movimiento Me Too

Plácido Domingo Instagram
Fuente de la fotografía de Plácido Domingo: Su cuenta de Instagram

>Parecía que Plácido Domingo estaba resurgiendo de sus propias cenizas y que ya había superado las acusaciones de acoso sexual que se cernieron sobre el intérprete de O Sole Mio. En este momento, nos remontamos a febrero de 2020, en medio del Me Too, un movimiento empezó en 2017 a través de un hashtag en redes sociales en Estados Unidos, y que sirvió para denunciar agresiones y acoso sexual, especialmente en el seno de la industria cinematográfica en Hollywood. De hecho, este tuvo su inicio a raíz de las acusaciones de abuso sexual contra el productor de cine y ejecutivo americano, Harvey Weinstein.

Pues fue en este marco cuando más de una veintena de mujeres, 27 exactamente, lanzaron acusaciones contra el amigo de Luciano Pavarotti, acorde con una investigación que abrió la American Guild of Music Artists (AGMA) el sindicato de ópera de Estados Unidos. Un momento decisivo, para mal, claro, en su carrera, porque fue cuando varias ciudades cancelaron sus actuaciones a pesar de que el tenor negaba estos hechos.

Sin embargo, un tiempo después el cantante pidió perdón a estas mujeres, «por el dolor que les había causado» y aceptó, «toda la responsabilidad» por las acciones que habían sido denunciadas durante los últimos meses. Aunque lamentó el dolor que pudiera haber provocado, ningún país le imputó y un año después continuó sus actuaciones. Es más, una de los últimos conciertos que ha hecho fue el pasado mes de julio, en uno de los espacios más reconocidos por el sector de la cultura de nuestro país, el Teatro Real que se sitúa en la capital madrileña.