comscore
domingo, 25 septiembre 2022 15:52

Jorge Javier vuelve a dar el susto: reaparece en silla de ruedas en Perú

Jorge Javier Vázquez no gana últimamente para sustos. El presentador, que se encuentra ahora mismo lejos de las pantallas, ha sufrido un accidente llamado ‘mal de altura’. En los últimos meses hemos podido ver cómo la salud del presentador ha ido pasando por varios episodios que le han apartado de la televisión, pero ahora este problema le llega justo en su período de vacaciones.

En numerosas ocasiones Jorge Javier ha hablado del miedo o respeto que tiene al recorrido de la vida. Lo de que pasen los años y comencemos a envejecer es algo que no lleva muy bien el presentador, así que no nos queremos imaginar cómo lo estará pasando ahora que ha vuelto a tener otra recaída de salud. Aun así, la cara principal de Sálvame ha demostrado con creces que de todo se sale y que sabe anteponerse a todos estos bajones que está experimentando a lo largo de estos meses.

El diagnóstico: un edema pulmonar

jj hiperbarica

>Ha sido el propio presentador el que a través de su cuenta de instagram ha dado a conocer la noticia. Jorge Javier ha decidido este año cruzar el charco para así conocer Perú, un viaje que tenía organizado para ver distintos lugares de país que alberga entre otras cosas parte del bosque del Amazonas y el monte Machu Picchu. Ha sido concretamente en este lugar donde ha acontecido el accidente que le ha llevado hasta el hospital para recibir tratamiento y por el que le hemos podido ver en silla de ruedas.

«Queridos amiguitos: Perú es un país maravilloso. Llegué hace dos semanas y he conocido la preciosa Lima, he visto volar cóndores y poquitito más. Porque el lunes pasado me tuvieron que ingresar en un hospital durante dos días por el mal de altura.» Así ha comenzado Jorge Javier su post en esta conocida red social, en el que no solo le vemos sentado en esa silla de ruedas, como ya hemos comentado, si no que también porta unas gafas de oxígeno. Los edemas pulmonares son muy complicados pues los pulmones empiezan a llenarse de líquido, todo provocado por esa falta de oxígeno cuando se asciende a grandes alturas.

Por ello, y para subsanar ese edema lo más rápido posible, el presentador ha tenido que pasar por una cámara hiperbárica en al menos cuatro sesiones, además de «corticoides, antibióticos y qué se yo! Una fiesta», ha seguido escribiendo en la publicación. Aun así, este susto no ha hecho que Jorge Javier se quede sin vivir al completo su experiencia en Perú, y asegura que con el oxígeno a rastras, ha logrado subir a Machu Picchu «chutándome cada diez minutos. Pasito a pasito. Suave suavecito», ha continuado escribiendo.

Una nueva complicación en su salud

jorge javier hospital Jorge Javier vuelve a dar el susto: reaparece en silla de ruedas en Perú

>Pese a que el presentador parece quitarle hierro al asunto bromeando en la publicación, ya que asegura que ha intentado vender las fotos para «sacarse unos euros» pero por el puente no ha podido, lo cierto es que tiene que estar pasando por un mal trago, pues asegura que no está pudiendo disfrutar de la gastronomía peruana porque «porque tengo la garganta inflamada y cada bocado que me meto es un cuchillo que se me clava en el alma».

De nuevo, el presentador se queja de la garganta, que tantos problemas le dio hace tan solo unos meses tras sufrir una faringitis que más tarde derivó en una amigdalitis aguda, que le tuvo apartado de Sálvame durante unos días. Para después, volver a recaer esta vez por una infección por Covid-19, que terminó afectándole de nuevo a la garganta. Esta vez el virus atacó a lo que para él es su bien más preciado en su profesión: la voz. «Espero que con el paso del tiempo pueda recuperarla», decía alarmado. Además, durante uno de los programas diarios, el presentador tuvo que salir del plató por un bajón de azúcar, provocado por las altas temperaturas que se estaban viviendo al inicio del verano.

Pero, sin duda, el golpe más duro que recibió Jorge Javier fue ese ictus que sufrió en 2019 y por el que el presentador quedó muy tocado psicológicamente. Pese a la gravedad del problema y la preocupación de compañeros de programa y seguidores, el presentador pudo salir de la mejor manera y recuperar su rutina poco a poco.

Por eso, como ya mencionábamos antes, Jorge Javier dice tener en ocasiones respeto ante estas situaciones, pero al final termina anteponiéndose a todas ellas. En su próxima ruta por el maravilloso Perú le depara «un sitio con mucho mosquito. Miedo me da», ha escrito también en su publicación. En la que, además, menciona que le quedan todavía unos cuantos vuelos y con tono sarcástico, muy propio de él, lanza la siguiente pregunta: «¿Algún mensaje en especial para vuestros seres queridos? Recordad que os llevo en mi corazón.» Seguro que no hay nada más que lamentar en estas vacaciones para el presentador, que ha prometido que en los próximos días nos actualizará con más fotos de esta desconexión que está viviendo.