comscore
lunes, 30 enero 2023 21:47

La razón de ‘Sálvame’ para renovar a Carlos Lozano

El verano llegó a Telecinco con un importante cambio en su parrilla diaria. La tarde del lunes 4 de julio fue el primer día en el que la cadena ofreció Sálvame Sandía, una tercera versión de Sálvame que se emite de 20 a 21 horas y que volvió a alargar el magacín vespertino para cubrir el hueco del cancelado Ya son las ocho, que se despidió el anterior viernes día 1. La cadena adelantó poco sobre esta “nueva” apuesta, únicamente que Carlos Lozano tendría un papel importante en su conducción. Y ahora que cumple un mes de emisión, puede realizarse un pequeño análisis de su rendimiento que como siempre diferencia entre lo cualitativo y lo cuantitativo.

En lo cualitativo, el formato producido por La Fábrica de la Tele demuestra seguir dando tumbos y buscando una fórmula que le funcione. Arrancó como una desastrosa caravana que llevaba a Carlos Lozano por España al estilo del Defensor de la Audiencia, pero apenas duró una semana. El Sandía se reconvirtió en un Sálvame más, con sus habituales contenidos pero con Lozano como copresentador, para luego sorprender siendo una especie de formato de citas buscando pareja al propio Carlos Lozano, este mismo martes dando otro bandazo para convertirse en un “true crime”, y este miércoles abandonando esa vía y retomando la del dating para buscar pareja a Terelu Campos. Cambios que han desconcertado a su público, especialmente el del true crime.

En lo cuantitativo, esos bandazos han afectado a su rendimiento, pero lo cierto es que el balance resulta mínimamente positivo para Telecinco. Sobre todo si recurrimos a la comparación con su rival Pasapalabra en una hora completamente dominada por el concurso de Antena 3, y también con su predecesor Ya son las ocho, que sufría exactamente igual contra el formato presentado por Roberto Leal.

Las primeras audiencias de Sálvame Sandía con Carlos Lozano

Carlos Lozano Sálvame

Como demuestran sus promedios semanales, la evolución de Sálvame Sandía es positiva. De arrancar con un 10.5%, la tercera versión del magacín de tarde tuvo la semana pasada (la última completa) un 11.6%, y en la actual (aún sin terminar) logra superar el listón del 12%. En espectadores el aumento es menos significativo, aunque teniendo en cuenta el avance del verano y la llegada de agosto, también puede calificarse como positivo que logre retener e incluso aumentar sus seguidores.

En total, desde su estreno hasta este miércoles, el programa promedia un 11.2% de cuota y 893.000 espectadores. Su crecimiento paulatino le permite situarse ya en la media de Telecinco en este mes de agosto (que de momento es del 12.1%), lo que mejora su comparativa respecto al 13.1% que la cadena promedió en julio, y también ha promediado en esta temporada televisiva.

Tampoco es algo que deba sorprender, ya que, de todas las pruebas que Telecinco ha hecho en esa “franja maldita” que controla con puño de hierro Pasapalabra, la que mejor le había funcionado es Sálvame Tomate. Así que con el Sandía fueron a lo seguro, y lo cierto es que les ha vuelto a funcionar. ¿El problema? Que sigue siendo muy insuficiente contra el concurso de Antena 3. Sin embargo, y simplemente con un poco de perspectiva, lo cierto es que Pasapalabra prácticamente duplica a Sálvame Sandía. El concurso de Antena 3 es absolutamente intratable, y especialmente en su última franja durante El Rosco, lo que además permite a Antena 3 Noticias 2alargar sin competencia su liderazgo informativo.

La nueva incorporación de Sálvame

Carlos Lozano supervivientes agustín bravo

Carlos Lozano ha vuelto a la televisión de la mano de Sálvame y demuestra la misma ilusión e ímpetu que en tiempos pasados. El popular comunicador asegura que «estaba deseando regresar a la tele. Es el medio en el que mejor me encuentro y me desenvuelvo». Carlos ha tenido que mediar entre el público y sus compañeros de programa.

Las críticas escuecen y crean conflictos: «soy muy sensible, y cuando veo que alguien sufre o lo pasa mal, pongo un poco de orden en los enfrentamientos entre la audiencia y los tertulianos. No quiero que se despellejen sin ton ni son. No es fácil llevarse bien con todos los colaboradores que se sientan en el plató«. Y nuestro interlocutor reconoce que «hay de todo, me he peleado con muchos en mis anteriores etapas en el programa, pero no soy rencoroso, olvido y perdono. Es verdad que algunos tertulianos son mejores que otros, y que trabajan mejor que otros, y por eso se van buscando valores nuevos».

En anteriores semanas le estuvieron buscando pareja en Sálvame, pero él proclama que «desde mi última ruptura, que fue con Miriam Saavedra, no he tenido una nueva pareja. Sigo sin novia. Mira, el amor llega o no, no busco nada, espero. Estoy muy tranquilo, si aparece una buena mujer, pues perfecto, y si no, prefiero continuar solo. Mire, tengo muy asumida la soledad. Y conmigo mismo me lo paso muy bien. Cocino, plancho, lavo, limpio… soy un gran amo de casa.«

«Al final me casaré conmigo mismo. Hablo sinceramente, no tengo el menor miedo a la soledad, creo que todos necesitamos nuestro espacio individual, disfruto leyendo un buen libro, sentado junto a la chimenea, le paseando con mis perros, meditando… Mucha gente no sabe estar sola. Yo sí. Lo que no puedes estar es con una pareja con la que discutes continuamente o que te engañen. ¿El desamor? Duelen los episodios negativos, pero no guardo rencores, son momentos muy duros y difíciles que, sin embargo, se olvidan con el tiempo. En el amor he perdonado muchísimo, pero también me perdonaron mucho«.