comscore
viernes, 7 octubre 2022 14:54

¿Cómo decorar mi hogar con artículos religiosos?

Tu hogar es tu espacio seguro, donde te sientes más tú, protegido/a y relajado/a, o así debería ser.

Por eso, la decoración es un elemento muy importante para conseguir ese estado de tranquilidad y seguridad en casa, sentirla tuya.

Debemos tener en cuenta que abusar de la decoración sobrecargándola a un estilo rococó no hará que luzca mejor o nos proteja más. Encontrar el balance y equilibrio es nuestro objetivo, mimando la estética y la concordancia.

Dependiendo del tipo de casa que tengamos y muebles, elegiremos una decoración religiosa más tradicional o más contemporánea.

Por ejemplo, centrándonos en el salón, comedor o salas, si tenemos una casa tradicional, con muebles de madera antiguos y decoración muy simétrica, lo mejor será añadir cuadros dorados o colores cálidos para dar luminosidad y alegría a la casa. De otro modo, puede quedar una decoración muy lúgubre.

Elementos que aporten luz y color serán nuestros aliados. Cirios blancos para dar sobriedad o verdes si queremos generar un espacio más fresco.

La cubertería es otro de los elementos que viste mucho una casa y que debe tenerse en cuenta si está expuesta como decoración en el material y ornamentos que se elijan.

Si por el contrario tenemos una casa moderna con muebles más contemporáneos y una decoración más minimalista, podemos introducir elementos religiosos pero de una manera un poco diferente.

El color verde de naturaleza y esperanza, da un efecto de frescura y bienestar, que puede ser combinado con cuadros en blanco o colores suaves y limpios.

Los cirios en este caso, si los hubiera, sería interesante que fuesen blancos para no romper con los tonos de la casa. Utensilios en plata para vestir las plantas o junto a ellas, darán una sensación de lujo y clase añadida a la casa.

Las jarras de plata y de cristal son opciones muy favorecedoras ya que además de usarlas como decoración pueden emplear otras funciones en la casa y ser utilizadas.

Figuras en mármol, piedra o acabados en color blanco pueden dar un toque a la terraza o jardín muy elegante a la vez que transmiten esa sensación de tranquilidad y seguridad.

Si nos decidimos por integrar estampas, cuadros o imágenes, podemos añadirle un marco negro o blanco para que no choque con la decoración de la casa.

Al adentrarnos en los dormitorios, podemos gestionar un tipo de decoración más detallista como pueden ser los rosarios. Existen una gran variedad de rosarios que se usan como adornos para cabeceros, espejos o mesitas.

Podemos encontrar rosarios de cristal, plata o incluso jazmín o pétalos de rosa, que además de dar un aspecto colorido, generarán una suave fragancia en la habitación.

Pero si lo que queremos es un olor más intenso, podemos recurrir a los inciensos, una alternativa a los ambientadores mucho más natural y con beneficios para la salud.

Un aspecto a tener en cuenta de los inciensos es que podemos encontrar una variedad bastante amplia de incensarios que nos sirven como ornamentación en nuestro hogar.

Desde estructuras tradicionales de latón usadas en iglesias y con una forma similar a las más antiguas, hasta novedosas y minimalistas formas para integrarse en cualquier tipo de casa.

Al final, no importa el tipo de casa que tengas, tus muebles o iluminación, siempre vas a encontrar elementos religiosos que cuadren contigo y tu energía. Lo importante siempre es que termines sintiéndola como tu propia pequeña gran obra de arte. Y es que la decoración de una casa es tan personal como el estilo de vestir. Cada uno necesita un toque único para hacerlo suyo.