comscore
miércoles, 17 agosto 2022 16:12

Puré de zanahoria: La receta perfecta para una cena ligera este verano

Los meses de julio y agosto son sinónimo de vacaciones, pero ya nos gustaría poder vivir el mismo verano despreocupado que disfrutábamos cuando éramos niños. La vida adulta implica pasar gran parte del verano trabajando, por lo tanto toca reorganizarse, especialmente a la hora de pensar en las comidas.

Algunos preferirán picotear algo en su puesto o en los pequeños descansos para saltarse el almuerzo y pasar directamente a la merienda. Mientras que la mayoría desean llegar a casa con el estómago rugiendo. En estos casos, lo más recomendable es cargar las pilas con una comida fuerte, llevar algo de picoteo saludable al trabajo y tener la comida lista, o casi, para no retrasarla más de la cuenta.

En estos meses, los platos que mejor sientan y además no requieren de mucho tiempo para elaborarlos son las cremas, las ensaladas y otras comidas que son tan saludables como perfectas para una noche de verano. Es por eso que hoy traemos un puré de zanahoria para poder reponer fuerzas después de un día de trabajo o de piscina en este verano tan caluroso.

Ingredientes para el puré de zanahoria

pure de zanahoria

1 cebolla

1 patata mediana de unos 150 g

500 g de zanahorias

30 ml de aceite de oliva

1,5 litros de caldo de verduras

150 ml de nata para cocinar

Pasos para elaborar puré de zanahoria

pure de zanahoria 2 e1658226590556 Puré de zanahoria: La receta perfecta para una cena ligera este verano

Cortamos, en primer lugar, 1 cebolla en juliana. Pelamos 1 patata mediana de unos 150 g y la cortamos en rodajas finas. A continuación, lavamos 500 g de zanahorias y, en lugar de pelarlas, las raspamos con un cuchillo para conservar así la mayor parte de las vitaminas que hay en su piel.

Una vez raspadas todas las zanahorias, las cortamos en rodajas no demasiado gruesas, más o menos, del mismo grosor que habíamos cortado la patata. En una olla, ponemos 30 ml de aceite de oliva y pochamos la cebolla hasta que quede transparente. Una vez la cebolla esté cocinada, añadimos la zanahoria cortada en rodajas.

Ya que la patata y la zanahoria tienen tiempos de cocción parecidos, añadimos la patata cortada en rodajas para que todo cueza al mismo tiempo. Tras esto, vertemos 1,5 litros de caldo de verduras. Tapamos y dejamos cocer a fuego medio durante 20 minutos o hasta que las patatas y las zanahorias estén tiernas. Una vez cocidas las patatas y las zanahorias, retiramos la olla del fuego y añadimos 150 ml de nata para cocinar.

Rectificamos de sal si hiciera falta y trituramos el puré hasta que quede bien fino y sin grumos. Servimos el puré de zanahoria caliente con el acompañamiento que más nos guste. Le va estupendamente el queso, los costrones de pan o cualquier otro acompañamiento a vuestra elección. Nosotros lo hemos presentado con las propias hojas de las zanahorias.

¿Porqué es buena la zanahoria?

zanahorias Puré de zanahoria: La receta perfecta para una cena ligera este verano

La zanahoria es uno de los alimentos más saludables y que, afortunadamente se consume de forma habitual. Dos de sus propiedades más conocidas es el fortalecimiento de la piel y la mejora de la salud ocular. Pero, aparte, tiene otras ventajas que convierten a este vegetal en uno de los mejores desde un punto de vista nutricional.

En primer lugar fortalece la mente. Gracias a su alto contenido en potasio y fósforo, la zanahoria funciona como regeneradora de los nervios, lo que la convierte en un alimento perfecto para fortalecer las mentes cansadas.

Otro de los beneficios más considerables es que fortalece el cabello y las uñas , ya que las zanahorias son ricas en betacaroteno, una sustancia que nuestro organismo transforma en vitamina A.

Estimula el apetito. Comer zanahoria es recomendable para personas que sufren anorexia u otro trastorno relacionado con la alimentación.

Además de esto previene el envejecimiento. La zanahoria contiene una gran cantidad de antioxidantes, lo que ayuda a prevenir la aparición de los signos del envejecimiento y ayudan a mantener las piel firme y sin arrugas.

Protege el corazón. En consumo habitual de zanahorias también conservará más sano al corazón, ya que mantiene las arterias libres de la aparición de placas que impidan un correcto flujo sanguíneo.

Combate el estreñimiento. La zanahoria es una fuente de fibra, por lo que funciona como laxante natural y previene el estreñimiento. Es diurética. Al ser un vegetal con un alto contenido en agua, es diurética y muy beneficiosa para aquellas personas con dificultades en el proceso de la orina.

Cuida los dientes y las encías sí se toma cruda , ya que el flúor que contiene consigue que las bacterias no se adhieran a los dientes y las encías.

Uno de sus beneficios más importantes es las propiedades anticancerígenas que posee. Según un informe publicado por la OMS en 2014, la zanahoria es uno de los alimentos con más propiedades anticancerígenas. Esto se debe a su alto nivel de carotenoides, unas sustancias que le dan ese color naranja y que previenen cánceres como el de pulmón o el de mama.