comscore
jueves, 11 agosto 2022 7:35

Kiko Matamoros, noveno expulsado de Supervivientes: así ha sido su emotiva despedida

Es innegable. Kiko Matamoros se ha convertido en uno de los nombres propios de Supervivientes y, pese a no destacar en las pruebas ni haber contribuido demasiado a la convivencia, su papel en el reality ha sido fundamental. Polémico como pocos, el colaborador ha creado gran parte de las tramas y ha movido los hilos de sus compañeros como ha querido, regalándonos grandes momentos en el día a día – donde ha discutido con la mayoría de los concursantes – y, sobre todo, durante las galas, donde no ha dudado en agitar el avispero para dar contenido a la audiencia, protagonizando buena parte de los momentazos de esta edición.

Sin embargo, tras 72 días en Honduras, su paso por Supervivientes ha llegado a su fin y, tras tres días en Playa Paraíso como parásito con Marta Peñate – tras su expulsión el pasado jueves – se ha convertido en el elegido por la audiencia para abandonar definitivamente el concurso.

Después de partir como uno de los grandes favoritos y de ser salvado hasta en 9 ocasiones, Kiko no ha podido con la canaria, y se ha convertido en el noveno expulsado de Supervivientes, recibiendo esta noticia con una sonrisa, puesto que llevaba varios días asegurando que Marta se merecía más que él continuar en el reality y luchar por llegar a la final y hacerse con la victoria.

Y, antes de poner rumbo a España, unas elegantes palabras de despedida con las que Matamoros ha querido agradecer el apoyo recibido durante esta inolvidable aventura y con las que no hemos podido evitar emocionarnos: «Muchísimas gracias de corazón a todos; gracias organización, a los compañeros, a los presentadores… sois todos maravillosos. Ha sido una experiencia estupenda y espero no haber defraudado demasiado y haber compensado el apoyo que la gente me ha dado en su momento».

Con una gran sonrisa, Kiko ha confesado las ganas que tiene de reencontrarse con su novia, Marta López, sus hijos y sus nietos Matías y Benji, hijos de Laura Matamoros, a los que está deseando «ver, abrazar y besar» después de dos meses y medio en Honduras. «Os quiero muchísimo a todos, especialmente a tí Marta, que he tenido menos tiempo en la vida para querere. Te he echado de menos todos los días», ha apuntado sin poder evitar emocionarse.

Sin duda, un broche de oro a su paso por Supervivientes, en el que ha demostrado que además de su faceta de polemista, tiene un lado sensible y tierno que hemos descubierto gracias al reality. Será el jueves cuando podamos ver de nuevo a Kiko en España, dispuesto a seguir dando guerra pero ya desde los platós.