jueves, 30 junio 2022 2:13

¿Qué fue de los restaurantes a los que ayudó Chicote en ‘Pesadilla en la cocina’?

“Pesadilla en la cocina” fue uno del os programas de Chicote que más éxito ha tenido en España. Emula el formato del programa americano bajo el mismo nombre, que conduce Gordon Ramsey. La diferencia es que Chicote no es Gordon Ramsey, y los restaurante que “ayudó” Chicote, no han tenido la misma suerte. ¿Qué fue de ellos? ¿Siguen abiertos? Por supuesto, aquí no están todos los que son, y la suerte que han corrido ha sido de lo más dispar. Pero aquí están algunos de los más famosos. Por si acaso te quedaste con la duda.

El nuevo Da Vinci

el-nuevo-da-vinci
Este fue uno de los casos más mediáticos del programa

Todo el mundo sabe la dinámica de este programa: va Chicote, prueba la comida, evalúa el restaurante, pega unos cuantos gritos, les hacen caso y tras una reforma, vuelven a abrir. Pero en esta dinámica, la clave está en los gritos, que es la parte más polémica y a la vez más entretenida. ¿Qué pasó con El Nuevo Da Vinci?

Tras el programa, el restaurante cerró. Pero las declaraciones fueron muy controvertidas. Mientras que el dueño y cocinero del local echaba la culpa a Chicote, y llegó a decir que fueron los consejos del famoso lo que arruinaron el local, los hijos del dueño defienden a Chicote y dijeron que su padre intentaba culparlo para quitarse culpabilidad por haber cerrado.












El Castro de Lugo

castro-de-lugo
Este restaurante de Madrid también cerró

¿Cómo olvidar este restaurante? Fue todo un espectáculo, pues es el único restaurante donde Chicote devolvió por haber probado una comida tan mala. Eso sí, el programa fue un éxito, y Chicote lo reformó de arriba a abajo. Entonces, ¿Por qué el Castro de Lugo cerró?

Al parecer, tenían deudas que no podían pagar, así que decidieron cerrar definitivamente las puertas de este restaurante. En su lugar, hoy podemos encontrar El Gallo Azul, un bar de tapas que goza de buenas opiniones en Internet, y que no parecer necesitar la ayuda de Chicote para seguir adelante. Al menos de momento.