jueves, 30 junio 2022 6:35

¿Para qué sirve un minipréstamo?

Muchas personas se preguntan para qué sirve un minipréstamo. A continuación, explicaremos qué son estos microcréditos y para qué se pueden utilizar, ya que hoy en día suponen más del 20% de los préstamos que se conceden en nuestro país.

Qué es un miniprestamo

Cada día encontramos más empresas dedicadas a la concesión de minipréstamos. Nombres como Bondora se han hecho muy populares a lo largo y ancho de nuestro país precisamente por eso, por dedicarse a los préstamos al consumo.

Y es que eso es precisamente un minipréstamo o micropréstamo. Es un crédito al consumo que se ingresa con notable celebridad en la cuenta de la persona que lo pide, y que se devuelve con grandes facilidades y bajos intereses.

Además, incluyen otras características que los hacen interesantes. Por ejemplo, no se pide demasiada documentación, se conceden a personas en todo tipo de situaciones, tengan o no tengan nómina, se suelen pedir online y es habitual que se disponga del dinero necesario en menos de 24 horas con muy poco papeleo.

Para qué usar un minipréstamo

Ahora que sabemos en qué consisten estos minicréditos, ¿sabes para qué sirven y cuándo te pueden resultar útiles? Vamos a explicarlo a continuación.

Por lo general, se suelen utilizar para afrontar pagos inmediatos. Es decir, a veces no tenemos liquidez en un momento dado, pero sí hemos de realizar un desembolso y no contamos con la cantidad adeudada. Entonces, acudimos a los micropréstamos.

Pensemos, por ejemplo, en un electrodoméstico que se ha roto en casa. En ese momento necesitamos cambiarlo y no podemos esperar a que un banco nos conceda un crédito, pues se puede demorar semanas y requerimos de ese dinero de forma inmediata.

Entonces, con el microcrédito dispondremos de liquidez inmediata y, una vez que hayamos pagado, lo podremos ir devolviendo en cómodos plazos cuando se nos ingrese la nómina, los pagos que tengamos pendientes como autónomos o pensionistas, etc. Todo dependerá de la situación de cada uno.

Los gastos del hogar no son los únicos que requieren de micropréstamos

Si bien es cierto que más de un 15% de los préstamos mini online van destinados a fines del hogar, no son los únicos. Además de cambio de electrodomésticos o pequeñas reformas, hay otros motivos por los que se suelen pedir.

Más de un 10% de los minicréditos se destinan a gastos relacionados con el vehículo privado. Cuando haya que afrontar una reparación, una revisión, el pago del seguro, etc. Esta es una buena solución para devolver después con comodidad.

También encontramos que aproximadamente un 6% de los usuarios que piden minicréditos lo hacen para pasar las vacaciones. Es decir, poder disfrutar de un merecido tiempo de descanso en zonas frescas, playas, montañas y demás, pudiendo hacerle frente en cómodas devoluciones.

Otro 6% de los usuarios utilizan los créditos micro para refinanciar deudas. Por lo general, las propias entidades que gestionan los minipréstamos no aconsejan esta opción, pues los impagados se podrían incrementar.

También hay quien aprovecha los minicréditos para otras funciones, por ejemplo, para gastos médicos, para formación, para educación y para un sinfín de labores que, como puedes comprobar, son bastante útiles. Así que, si consideras que no te llega y aparecen oportunidades y circunstancias que no pueden esperar, esta es una solución muy interesante para salir adelante.

Los beneficios de los microcréditos online

Estos minipréstamos online muestran interesantes beneficios. Es habitual que las cantidades no sean muy elevadas, no superando los 1000 euros. Este detalle hace que su devolución sea cómoda y no suponga un contratiempo fuerte.

La concesión es muy rápida. Es decir, como ya hemos comentado, en menos de 24 horas tendrás el dinero en tu cuenta. Eso facilita mucho que puedas acometer gastos urgentes sin tener que esperar que un banco estudie tu caso y tu situación y, en última instancia, pasados varios días, incluso semanas, no conceda el crédito.

Tampoco se pide aval bancario o nómina, como ya se ha comentado antes. Es un factor a tener en cuenta, pues muchas personas tienen serios problemas para conseguir un préstamo del banco dada su circunstancia económica.

Eso sí, para conseguir un minicrédito se ha de demostrar que se tienen ingresos recurrentes. Es decir, tener una pensión, ser autónomo y estar trabajando, tener una o varias viviendas en alquiler, estar cobrando alguna prestación por desempleo. Las entidades se aseguran de que la persona que suscribe el préstamo online puede devolver la cantidad solicitada.

Terminado esto, y viendo que los requisitos son muy simples, también el acceso a estos créditos online de baja cuantía es simple. Con presentar una copia del documento nacional de identidad, un número de teléfono móvil, una dirección de correo electrónico y una cuenta bancaría en la que depositar el dinero estaría todo listo para proceder.

Ya conoces las utilidades y las ventajas de un minipréstamo. Ahora, de ti depende que puedas hacer frente a tus gastos inesperados gracias a una modalidad que cada día tiene más presencia y usuarios en nuestro país.