jueves, 30 junio 2022 4:34

El Rey Felipe VI preside la tradicional Corrida de toros de la Beneficencia, a pesar dela negativa de Letizia

Un cartel de lujo para la tradicional Corrida de Beneficencia en la Plaza de toros de Las Ventas, con toros de Alcurrucén para Morante de la Puebla, El Juli (sustituto de Emilio de Justo) y Ginés Marín. Un acto que ha presidido el Rey Felipe VI y en el que también hemos podido ver a Isabel Díaz Ayuso y José Luis Martínez-Almeida.

Una agenda de lo más apretada para el Rey Felipe, que esa misma mañana recibía en audiencia al presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco en el Palacio de La Zarzuela.

El dinero de la Corrida de la Beneficencia iba para los enfermos pobres

Recordemos que los orígenes de la Corrida de la Beneficencia se remontan a la época de Felipe II, cuando el Rey dispuso que cada año se celebrase un festejo taurino cuya recaudación se destinaría al Hospital General, que atendía a enfermos cuya pobreza les impedía costear cualquier tratamiento. Tras diversas vicisitudes a lo largo de la historia, la primera Gran Corrida Extraordinaria de la Beneficencia tuvo lugar en 1856. Desde entonces, esta cita es una de las más destacadas del calendario taurino.

El Rey Felipe cumple con una tradición aunque a Letizia y Doña Sofía no aprueban para nada

El Rey Felipe siempre ha sido un apasionado de los toros, y en su época de juventud era un asiduo, algo que disgustaba enormemente a su madre la Reina Sofía. Algo, en lo que coincide con su esposa la Reina Letizia, a la que tampoco le gustan como a su suegra, para nada los toros. Por eso, en los últimos años ha sido poco habitual verle en una corrida. 

Los más taurinos de la Familia del Rey

Esta tradicional corrida siempre acudía el Rey a presidirla. Durante su época como monarca, Don Juan Carlos era el que acudía. Eso sin olvidar, que el Emérito es un gran apasionado a los festejos de cornamenta. Una pasión que comparte con su hija la Infanta Elena y con los hijos de esta, incluso el que fuera su yerno, Jaime de Marichalar. Los cuatro son grandes aficionados y es muy normal seguir viendo a la hermana del Rey Felipe como a Victoria Federica y Froilán viviendo este arte tan español