jueves, 30 junio 2022 5:54

Qué hacer y ver en Mallorca, lo que no te puedes perder

¿Estás pensando en visitar Mallorca y quieres informarte sobre algunos de sus principales atractivos? Las Islas Baleares, a lo largo de toda su extensión, nos ofrecen una amplia oferta cultural, turística y de ocio que convierten a este destino en uno de los más visitados año tras año en nuestro país. Gracias a los hoteles Meliá en Mallorca, los turistas se encuentran con una amplia variedad de opciones para disfrutar de Mallorca con todas las mismas comodidades, o más, que si se encontraran en su propia casa.

Algunos de ellos, como el Meliá Calvià Beach, nos permite poder disfrutar de Magaluf como nunca antes lo habíamos hecho. Siendo una de las mejores opciones a las que podemos acudir cuando estamos buscando un hotel en la playa de Magaluf que se encuentre ubicado en una excelente posición para poder empaparnos de la esencia de la isla. Y es que acudir a un hotel de cuatro estrellas en Magaluf es una de esas experiencias que no podremos olvidar jamás. A continuación, los principales atractivos que no podemos dejar pasar en nuestra visita a la isla mallorquina.

Palma de Mallorca

No podemos comentar este artículo sin referirnos a la presencia que la capital insular tiene en la isla de Mallorca. Palma de Mallorca es la ciudad más grande de todo el archipiélago balear y, además, también cuenta con un mayor número de monumentos que cualquier otra ciudad próxima. Por lo tanto, si estamos en Mallorca durante varios días, es recomendable que reservemos, en la medida de lo posible, un día entero para poder empaparnos del legado histórico y cultural con el que cuenta.

Algunas de las recomendaciones son la Catedral de Mallorca, el Palacio de la Almudaina, el barrio judío o los patios mallorquines. Además del paseo marítimo, de las playas o de los vestigios romanos que nos encontramos a nuestro paso. Visitar Mallorca es perderse entre sus innumerables calles empedradas que nos transportarán a épocas pasadas de manera inmediata. Siendo una de las mejores opciones que podemos encontrar actualmente a lo largo de todo nuestro territorio nacional.

Sant Elm y el islote de Sa Dragonera

En el oeste de la isla encontramos uno de los secretos mejor guardados tanto por los propios visitantes como por los vecinos de la misma. Sant Elm es una pequeña localidad situada en la costa al noroeste del país. Huyendo de las masificaciones, actualmente concentra apenas 400 habitantes. Siendo uno de los mejores pueblos de pescadores a los que podemos acudir para empaparnos de la esencia que siempre se ha vivido en las islas Baleares. Este islote descansa frente a una isla muy particular: el islote de Sa Dragonera. Siendo una de las recomendaciones que podemos ofrecerte.

Los más aventureros han encontrado en este rincón uno de los mejores parajes para conocer, realizar senderismo y, en definitiva, empaparse de la ciencia que desprende. Además, conviene saber que la única forma de acceder al Parque Natural que concentran es a través de los barcos regulares que parten desde la localidad mencionada previamente.

Cabo de Formentor

Si continuamos yendo hacia el norte, nos encontraremos con el Cabo Formentor. Uno de los lugares con mayor personalidad de la isla que nos permite acceder a un mirador, a una gran cantidad de playas y a unos atardeceres que no se nos olvidará jamás. Nos encontraremos con puntos que bien merecen la pena una parada para realizar una fotografía. De entre todos ellos, están los miradores de Es Colomer y Talaia d’Albercutx. Unido a la playa de Formentor y la Cala Figuera algunos de los puntos principales. Sin embargo, existen muchos más. Déjate sorprender y descubre todo lo que puedes encontrar a lo largo de uno de los puntos con mayor recorrido.

El encanto de Magaluf

Cambiando de tercio, en el oeste de Mallorca, se encuentra Magaluf, ubicado en el municipio mallorquín de Calviá. Magaluf es uno de los enclaves más turísticos de todas las islas, con una extensa playa de más de un kilómetro y medio que hará las delicias de todos los visitantes. Su variada oferta hotelera, como la mencionada previamente, unido a la amplia cantidad de opciones de restauración y de ocio, nos permite encontrar una gran cantidad de puntos sobre los que poder vertebrar nuestra visita.

Podemos realizar excursiones en barco, acudir a una de las mejores playas que nunca hemos visitado, disfrutar de la Casa de Katmandú o descubrir las localidades de alrededor que nos propone esta excelente ubicación.

La isla de Mallorca nos ofrece una gran cantidad de posibilidades que descubrir. El legado histórico con el que cuenta este enclave geográfico nos permite poder acercarnos a la historia de nuestro país al mismo tiempo que disfrutamos de una sucesión de playas y de costas que se volverán inolvidables. No dejes pasar la oportunidad de poder disfrutar de la isla mallorquina y quedarte prendado para siempre por la amplia oferta de todo tipo de contextos que nos ofrece.