martes, 5 julio 2022 1:33

Luis Medina: contrata a alguien para que le paseen al perro y el taxista le compra el tabaco

Luis Medina ha prestado declaración ante el juez Adolfo Carretero este lunes en los juzgados de Plaza de Castilla, acusado de los presuntos delitos de estafa agravada, blanqueo de capitales, falsedad documental y alzamiento de bienes por el cobro de comisiones “exageradas” en la venta de material sanitario procedente de Malasia al Ayuntamiento de Madrid al inicio de la pandemia.

El día más complicado en la vida del Duque de Feria

Luis Medina entra en los juzgados

>Tal y como os contamos, el hijo de Naty Abascal llegó a su cita con la justicia muy serio, visiblemente agobiado por la nube de medios de comunicación que le recibirieron en el juzgado de Instrucción número 47 y sin hacer declaraciones sobre los delitos que se le imputan.

Después de prestar declaración durante poco más de media hora y responder tan solo a las preguntas del juez, Luis Medina abandonaba los juzgados de Plaza de Castilla en silencio, pero sin ocultar su preocupación. Y es que además de los 900.000 euros de fianza a los que debe hacer frente, se le ha retirado el pasaporte por “riesgo de fuga” y deberá comparecer cada 15 días en sede judicial.

Los servicios requeridos por Luis Medina para afrontar este duro trance

Luis Medina

> Pero, ¿qué hizo el Marqués de Villalba tras recibir este duro varapalo y escuchar de boca del juez que la pena de prisión por la comisión de los delitos de los que se le acusa podría ascender a 23 años?

Sin fuerzas siquiera para comprar tabaco…Fue el taxista que le transportó desde los juzgados hasta su casa quien entró en un estanco para hacerle el favor. Luis regresaba a su domicilio en una de las zonas más exclusivas de la capital, hundido y sin hacer declaraciones sobre el complicado momento que está viviendo.

Intentando evitar a toda costa a la prensa, el empresario requería los servicios de un paseador de perros para ocuparse de su mascota y, bien entrada la noche, reaparecía a las puertas de su casa para recoger a su fiel amigo. Oculto tras la puerta, Luis evitaba pronunciarse acerca de su declaración ante el juez ni aclarar qué tipo de relación mantiene con su exsocio Alberto Luceño o qué opinan su madre y su hermano Rafa de este asunto.