comscore
miércoles, 5 octubre 2022 5:06

Joaquín Prat tiene envidia de un conocido torero por este motivo…

A pesar de que le vemos todos los días en al mando del club social en El Programa de Ana Rosa, todavía hay cosas de Joaquín Prat que no conocíamos. El conocido presentador no ha dudado en confesarle a su amiga y compañera de formato, Patricia Pardo que envidia a un conocido torero por lo que se ha hecho, estéticamente hablando. ¿De quién estamos hablando? ¿Por qué tiene envidia de este diestro el conocido presentador?

Joaquín Prat se sube al carro de los comentarios del último retoque estético de Ortega Cano

Ortega Cano - Foto GTRES

Es una de las cosas más comentadas del momento. En medio de la tormenta mediática que ha generado la polémica entrevista de Ana María Aldón en Lecturas, Ortega Cano decidía que era un buen momento de lucir más guapo y hacerse un retoquito. Al igual que hicieran tanto Olga Moreno como Rocío Flores con su liposucción, el diestro ha aprovechado que ya que va a aparecer en los medios quiera él o no, habrá que hacerlo guapo.

El torero se ha sometido a un injerto de cejas. Una operación que ha levantado la envidia del propio Joaquín Prat. Haciendo gala de su sinceridad y encantado con el resultado del injerto capilar que se hizo hace algunos años, parece que el presentador de El Programa de Ana Rosa y Cuatro al día ha mostrado sus ganas de seguir los pasos del torero y ‘repoblar’ sus cejas.

El presentador de ‘Cuatro al día’ quiere tener unas cejas más pobladas para tener una «mirada profunda»

Joaquín Prat nueva ilusion - Diez Minutos

«La naturaleza me ha dotado de otras cosas, pero no de pelo en las cejas» ha confesado, convencido de que tener unas cejas más pobladas le daría una «mirada más profunda». «Me interesa mucho» ha añadido, mostrando su interés por saber el número de teléfono del centro donde Ortega se ha hecho su injerto. ¿Se lo preguntará Sonsoles Ónega a Gloria Camila para decírselo a su compañero de Mediaset?

Se trata de una decisión que ha tomado en pleno directo, ante el estupor de su compañera Patricia Pardo que, perpleja, señalaba que estamos acostumbrados a verle con sus cejas y sería raro de repente verle con unas más pobladas. «No sé si tendría que recortármelas si creciese mucho el pelo» le respondía Joaquín, muy interesado en emular al maestro. ¿Lo cumplirá al final?