miércoles, 18 mayo 2022 7:35

Arguiñano y su cordero guisado: la receta que te salvará un domingo

Para los que estén ya hartos de cordero, después de las fiestas navideñas, Arguiñano intenta recuperarles para la causa con su receta de cordero guisado con tomate y vermut, un ingrediente poco habitual en los platos. La carne de éste suele corresponder a animales con menos de 300 días de vida y suele pesar entre 5.5 y los 30 kilos (dependiendo de la edad), ya que pasado este tiempo se denomina carnero. En nuestro país, por si alguno tiene reticencias, es un producto del que se controla el origen, la raza, la producción, la alimentación, la sanidad, el transporte, el sacrificio y la distribución a los establecimientos para la venta al público. En este sentido, los corderos deben sacrificarse antes de los 35 días de vida en el caso del lechal y entre 60 y 90 días en el caso del cordero recental.

Los ingredientes de Arguiñano

Arguiñano
Así quedaría la receta de Karlos Arguiñano

Como suele ser habitual en Karlos Arguiñano, para este plato no va a costar mucho esfuerzo encontrar los ingredientes, aunque sí algo más de lo habitual, en materia económica, ya que el principal elemento no es precisamente lo que se dice barato. Para preparar en apenas 35 minutos este plato sabroso, contundente y original, para cuatro comensales, se precisa una paletilla de cordero (troceada), dos cebollas, ocho dientes de ajo, una lata de tomate (800 gramos), 150 ml de vermut rojo, 100 gramos de arroz basmati, aceite de oliva virgen extra, sal, pimienta, una rama de romero, una rama de tomillo y, cómo no, perejil.