sábado, 22 enero 2022 1:00

Pollo guisado: la receta tradicional de la abuela para mojar pan

El pollo guisado con verduras es de esas recetas que se califican como «de la abuela». Y lo mejor es que, como casi todos los guisos, es muy económico de hacer y, para tener todavía más ventajas, también es fácil y se hace de forma relativamente rápida, como por lo general todas las recetas de pollo. En menos de un par de horas el plato estará listo para servirse, aunque no todo ese tiempo tendremos que estar prestándole atención, ya que eso sólo es necesario durante los primeros 20-30 minutos. El resto del tiempo tan sólo hay que dejarlo cocer. Además, no sólo son baratos los ingredientes sino que con apenas una pieza de pollo pueden comer varias personas. Otra ventaja es que incluso si no se come en el momento también está bueno, ya que son muchos los que dicen que hasta está mejor de un día para otro.

El toque final

pollo guisado
También a la hora de presentar el plato se puede innovar

Como ha quedado claro en esta receta de pollo guisado con verduras se pueden sustituir los ingredientes al gusto de cada uno, sobre todo añadiendo y eliminando verduras y especies al antojo del chef. Siguiendo de todas formas con la elaboración, cuando se haya evaporado el líquido hay que volver a añadir el pollo a toda la preparación y se mezcla bien. Después, se cubre con el caldo del pollo, aunque si no se dispone de ese caldo se puede emplear tan solo agua. Entonces sólo queda dejarlo cocinar a fuego medio durante unos 25 minutos más, hasta que el pollo esté tierno y se hayan entremezclado todos los sabores, y luego servir con generosa guarnición de verduras y espolvorear, como si uno fuera Arguiñano, con perejil picado.