lunes, 16 mayo 2022 7:53

Pollo guisado: la receta tradicional de la abuela para mojar pan

El pollo guisado con verduras es de esas recetas que se califican como “de la abuela”. Y lo mejor es que, como casi todos los guisos, es muy económico de hacer y, para tener todavía más ventajas, también es fácil y se hace de forma relativamente rápida, como por lo general todas las recetas de pollo. En menos de un par de horas el plato estará listo para servirse, aunque no todo ese tiempo tendremos que estar prestándole atención, ya que eso sólo es necesario durante los primeros 20-30 minutos. El resto del tiempo tan sólo hay que dejarlo cocer. Además, no sólo son baratos los ingredientes sino que con apenas una pieza de pollo pueden comer varias personas. Otra ventaja es que incluso si no se come en el momento también está bueno, ya que son muchos los que dicen que hasta está mejor de un día para otro.

Pasos finales

pollo guisado
Las raciones pueden ser más o menos generosas

Una vez haya cogido algo de color el pollo guisado se retira y se baja el fuego. En el mismo aceite que se ha cocinado se añaden la cebolla, los pimientos y los dientes de ajo, todo bien picado, y se salpimienta y deja cocinar unos 5 minutos a fuego suave, removiendo con frecuencia. Pasado el tiempo, se añade el tomate triturado y las hojas de laurel y se mezcla con el resto de ingredientes. Se cocina unos 10 minutos más y, cuando el tomate se haya reducido a más de la mitad, se añade el vino blanco y se deja cocinar hasta que casi se haya evaporado todo el líquido. Unos 3 minutos más, aproximadamente.