viernes, 28 enero 2022 20:44

¿No sabes en dónde pasar las fiestas? Estas son las mejores opciones

Las festividades están a la vuelta de la esquina y si aún no has planeado nada para estas fiestas, no te preocupes. Hay muchos lugares en dónde pasar estas fechas festivas, así que no te aburrirás ni te quedarás sin opciones. Incluso, estos lugares son tan increíbles que te vas a quedar con las ganas de vivir en ellos, y, por ejemplo, cómo obtener la residencia en Andorra va a ser una de tus próximas búsquedas en el navegador. Si aún no has decidido dónde celebrar la Navidad, aquí tienes algunas ideas estupendas:

Andorra

Los meses más concurridos de Andorra son de diciembre a abril, no obstante, el país ofrece preciosas vistas y atrae a muchos aficionados a la pesca durante todo el año.

Otro de los grandes atractivos de Andorra son las compras. Debido a que es un país independiente, Andorra tiene sus propias normas e impuestos, por lo que gran parte de la prosperidad actual se debe al turismo en invierno y a la designación de este estado como paraíso fiscal.

Si hablamos del esquí en Europa, Andorra es una opción bastante popular. Cuenta con tres estaciones de esquí: Grandvalira, que es la más grande de los Pirineos; Naturlandia, que está abierta todo el año; y Vallnord, que además ofrece una amplia gama de opciones para los no esquiadores.

Islas Canarias, España

Las Islas Canarias son el lugar perfecto para una escapada si estás pensando en tomarte unos pocos días de vacaciones durante la Navidad.

Se trata de la opción más asequible y cercana para quienes desean pasar las Navidades en la playa. Además, las Afortunadas -en su rica variedad- ofrecen un sinfín de posibilidades. Explora las tierras volcánicas de Lanzarote, las playas de surf de Fuerteventura, las dunas de Gran Canaria, los bosques de Tenerife, los parques naturales de La Gomera, la belleza natural de El Hierro o la extraña belleza de La Palma. Ni te acordarás de los turrones y polvorones.

Disneyland París, Francia

En Disneylandia, unas vacaciones de Navidad con toda la familia es algo que recordarán desde los más pequeños, hasta los más grandes.

El visionario estadounidense y sus artistas crearon un montón de personajes que forman parte de nuestra infancia desde entonces. Hay algo dentro de nosotros cuando se acerca la época navideña que nos devuelve a cuando todo era felicidad, juego y no había problemas ni preocupaciones. En esta época queríamos una casa en el País de Nunca Jamás, un coche llamado Chitty Chitty Bang Bang y nuestro perro favorito era Pluto. Lo único que nos importaba era besar a Cenicienta o al príncipe Eric de la Sirenita.

Además, no muy lejos del parque temático se encuentra la Ciudad de la Luz, más luminosa que nunca. La Navidad en París es una de las mejores experiencias de Europa.

Rovaniemi, Laponia, Finlandia

Si Disneylandia es un lugar de las maravillas, ¿qué podemos decir del hogar de Santa Claus (o Papá Noel) y su ejército de elfos?

Es algo más que un viaje para cruzar el Círculo Polar Ártico y visitar Rovaniemi por Navidad. Es un viaje a la ilusión y la fantasía, es otro lugar fantástico para ir con la familia. Aunque Papá Noel tiene mucho más trabajo de lo que la mayoría de la gente cree, se le puede encontrar en su pueblo todos los días del año.

Aprovecha la oportunidad de montar en un trineo conducido por renos, conocer las costumbres del pueblo y, por supuesto, dejar tu carta de deseos para Santa Claus. Si te has portado bien, sin duda te los concederá todos.

Praga, República Checa

Imagina que estás paseando por el Puente de Carlos con tu pareja. La nieve se acumula en las esculturas que adornan el puente, y las luces de la Plaza de la Ciudad Vieja se iluminan frente a ti. Atraviesas una puerta de madera y entras en una calle empedrada que conduce al antiguo castillo, lindo, ¿no?

En cualquier momento del año, Praga puede ser admirada por su increíble belleza, pero es especialmente romántica durante el periodo navideño.

Reikiavik, Islandia

Muchas personas prefieren viajar durante la época navideña a un lugar de ambiente rústico e invernal. Si eres uno de ellos, merece la pena que visites Reikiavik.

La capital de Islandia, Reikiavik, es una ciudad cuadriculada con numerosas casas grandes y coloridas. Aprovecha las cuatro horas de sol diarias para explorar esta metrópolis islandesa. Por la noche, lo mejor es pasar un rato en uno de los muchos bares de Reikiavik para entrar en calor antes de salir a la noche y admirar las luces verdes que la aurora boreal deja en el cielo.

Tallin, Estonia

Se dice que la Navidad en Tallin parece sacada de un cuento de hadas. No faltan la música en directo, los mercadillos y el vino caliente en el centro histórico para calentar el cuerpo.