comscore
sábado, 28 enero 2023 0:40

María Castro confiesa cómo afronta su maternidad: «Me encantan los niños»

Cada vez que vemos a María Castro en redes sociales nos damos cuenta de todo lo que disfruta con su familia y lo feliz que es con sus dos hijas, con las que no para de realizar actividades de lo más entretenidas y sobre todo… como cocina y hace de este trabajo una tarea apasionante.

Hemos hablad con María Castro y nos ha confesado que no se cierra a tener un tercer hijo: «no sé, a mí es que me encantna los niños. Es una locura con nuestro trabajo, bueno con todos, pero cuando te mueves es una locura. Para mí el mejor regalo que tengo son mis hermanos y ya tienen uno por lo que me siento súper realizada como madre y ella como hermana mayor que lo lleva fenomenal, pero quién sabe».

En cuanto a si su hija mayor sintió celos de la pequeña de la familia, la actriz explica: «ella le llama tata y es lo primero que dijo, y la verdad es que al principio estábamos muy atentos sobre maya porque al fin y al cabo la que se acuerda es ella, la pequeña no se acuerda de nada, y si es verdad que hacía alguna cosa para llamar la atención, pero no sobre la hermana sino pintar una mesa y cosas que no había hecho nunca».

Eso sí, después de esta etapa, la actriz asegura que sus dos hijas se han unido todavía más: «Después de eso se ha vuelto en amor puro y paciencia extrema, mucho más de lo que podía imaginar y de hecho ya juegan que yo pensaba que eso se iba a dar en dos años o así. La otra es despierta y esta la estimula así que van de la mano. Llegarán los celos y demás, pero de momento la relación es maravillosa y da mucho gustito verlas».

María confiesa que es más duro ser madre que gimnasta: «el destete sin duda que estoy que es imposible. Estaba en ello, pero me he echado atrás más que nada por salud mental de la niña porque cuando estoy girando como no es de chupete ni de nada se pone a llorar, se desfallece y se duerme y llora la mayor al verla llorar entonces José no sabe que hacer porque teta no tiene, paciencia sí. Es muy difícil porque ella dice teta y me baja la camiseta y no le voy a decir que no».