sábado, 21 mayo 2022 18:26

Las seis reglas de oro de la ruleta

#APUESTAS | Contenido para mayores de 18 años

Es crucial tener en cuenta que el mundo de las apuestas no es una ciencia precisa, y que cualquiera que crea que el empleo de las mejores estrategias de ruleta, se traducirá en ganancias monetarias está completamente equivocado. Hay que destacar que se trata de una forma de ocio principalmente, y si se hace con paciencia, en ocasiones puede reportar beneficios económicos, sin embargo, el objetivo es no pensar en ello como un trabajo o una forma de vida. Por supuesto, si tenemos la cabeza fría al jugar, hay técnicas que pueden ayudarnos a minimizar las pérdidas y a la vez aumentar nuestras posibilidades de recibir dinero.

Bankroll

No hace falta decir que lo primero que hay que tener en cuenta cuando se empieza a jugar es la propia estabilidad financiera. Cuando decidimos apostar, debemos asumir que en algún momento se perderá dinero. Es inevitable perder en algunas apuestas incluso si seleccionamos opciones con una alta probabilidad de éxito, como las apuestas 50/50; por lo tanto, nunca debemos apostar más dinero del que tenemos.

Las cantidades variarán en función de nuestro bankroll y del tipo de apuesta que hagamos, pero en cualquier caso es mejor mantener las apuestas individuales por debajo del 2,5% de nuestro bankroll inicial. Llevar la cuenta de lo apostado puede ayudarnos a manejar con más calma las ganancias y las pérdidas. En el caso de que tenga una ganancia importante, es aconsejable dejar de jugar y conservar su capital inicial.

Sistemas y estrategias

Cuando se conocen estas cuestiones, el siguiente paso es centrarse en los sistemas y las estrategias. Hay que tener en cuenta que es absolutamente inútil emplear una técnica o método que prometa grandes resultados si tenemos en cuenta que las leyes de las probabilidades y los números aleatorios nos dicen que podemos ganar un número determinado de veces.

Sin embargo, jugar con los distintos sistemas y estrategias para la ruleta siempre va a ser mejor que jugando sólo basándose en el azar y en nuestra intuición. Podemos mejorar nuestras posibilidades de ganar en la ruleta aprovechando las matemáticas. Podemos, por ejemplo, superar nuestras pérdidas y aumentar nuestras ganancias jugando muchas rondas.

Lo primero que hay que hacer es elegir un sistema o estrategia. Las técnicas más comunes son la francesa, la de Martingala y la de Fibonacci, aunque hay muchas otras que se han desarrollado a lo largo del tiempo.

Practicar

Esta es una medida básica que siempre debe tomarse antes de embarcarse en un viaje de apuestas en la ruleta. Para ganar, hay que jugar y practicar mucho para adquirir experiencia. Una de las mejores formas de hacerlo es meterse en un casino online y probar todo tipo de sistemas con los giros gratuitos. Podemos aprovechar los simuladores de ruleta, esto nos permitirá aprender a nuestro propio ritmo y aplicar las reglas que más nos convengan.

No intentes aplicar un sistema a ciegas. Debes hacer apuestas en base a tus capacidades y conocimientos, ya que no existe un método fijo que te garantice ganar todas las rondas, por lo tanto, juega sin dinero hasta que te sientas seguro de una estrategia o sistema.

Tranquilidad

Otra cosa que hay que tener en cuenta a la hora de apostar es mantenernos completamente lúcido. Es una pérdida de tiempo intentar jugar mientras se está intoxicado por el alcohol, cualquier tipo de droga o la influencia de cualquier enfermedad o molestia. Siempre es mejor apostar cuando se estemos en óptimas condiciones, tanto físicas como mentales.

Falacia del jugador

Este es un error común que cometen muchos jugadores cuando pierden. Empiezan a creer que el juego va a ser “desafortunado” para ellos, por lo que apuestan más dinero en sus siguientes apuestas, tratando de recuperar lo que han perdido, lo que sólo conduce a mayores pérdidas. Si sientes que estás es una racha de mala suerte, lo mejor es dejar de jugar y ponerse a hacer otra cosa, como dar un paseo al aire libre o ver su serie o película favorita.

No dejarse llevar por las emociones

Llegados a este punto es importante no perder de vista nuestro objetivo, que en definitiva es divertirnos mientras jugamos a la ruleta. Nunca debemos tomárnoslo demasiado en serio, ya que puede acarrear grandes pérdidas si no somos capaces de controlar nuestras emociones al apostar. No lo podemos tomar como un trabajo, ni tampoco involucrar a nuestra familia o amigos.

En resumen, sea casual al apostar, pero manteniendo su presupuesto con cuidado. Si no disfruta del juego, no tiene sentido jugar. Haga siempre sus apuestas en función de lo que pueda pagar, y nunca apueste más que eso. Tenga siempre en cuenta estas reglas de oro de la ruleta y su experiencia jugando será de lo mejor.