martes, 7 diciembre 2021 13:58

Negligencias médicas en partos: la importancia de contar con un abogado especialista

Las negligencias médicas constituyen una de las primeras causas de muerte en todo el mundo, solo que no se habla con frecuencia de ello. Sin duda alguna, se trata de un grave problema que solo podrá ser resuelto en la medida que los afectados alcen la voz y luchen por sus derechos. Y es que más allá de obtener una indemnización, también es importante sentar un precedente que ayude a mejorar los procesos y así evitar muertes u otro tipo de complicaciones derivadas de una negligencia médica. 

En este sentido, es indispensable contar con un abogado especialista en negligencias médicas, porque se tratan de procesos complejos que requieren de mucha pericia y experiencia para alcanzar los resultados deseados. 

Negligencias médicas durante el parto

El parto es, sin duda alguna, uno de los momentos más especiales que puede transitar una mujer y el resto de su familia. Sin embargo, en algunas ocasiones la situación se complica, y en otras, la negligencia médica está presente con consecuencias que, en muchas ocasiones, son desastrosas. 

Es, justamente por lo anterior, que resulta vital contratar a un abogado negligencias medicas en partos con suficiente experiencia en el área. ¿Las razones? Es un campo complicado de gestionar, porque requiere de muchos detalles técnicos y jurídicos para demostrar esa negligencia médica. Adicionalmente a ello, para llevar el caso con éxito también se requiere de un equipo completo de sanitarios, tasadores y peritos, entre otros. 

En este punto, es muy importante destacar que tanto la madre como el bebé pueden ser víctimas de negligencia médica, pero ¿cuál es el alcance de este término? En este caso, se refiere a cuando la madre, el bebé o ambos sufren algún tipo de lesión, de mayor o menor envergadura, como consecuencia de una mala praxis. 

Por otro lado, otro aspecto que se debe considerar es que la mala praxis no es exclusivamente aquella que se realiza durante el procedimiento del parto, sino también todas aquellas que se derivan, por ejemplo, de un diagnóstico tardío o de una espera excesiva para ser atendido. Incluso, se puede considerar como negligencia médica un control inadecuado del postparto. 

Pasos para demostrar una negligencia médica

Abordar un procedimiento por negligencia médica no es sencillo, especialmente cuando está relacionado con el parto. Esto se debe a que no todas las lesiones que se generan durante el mismo son, necesariamente, derivadas de una mala praxis. Por el contrario, en la mayoría de las veces, el personal sanitario hace su mejor esfuerzo por atender a las pacientes con la mayor ética y compromiso. 

Pese a lo anterior, también es cierto que en algunas ocasiones, la falta de ética, conocimientos y otros factores, pueden influir en decisiones que tienen un impacto directo en el bienestar de la madre y el bebé. Es, en estos casos, donde se puede luchar por obtener una indemnizacion por negligencia medica en parto, siempre de la mano de un abogado especialista y con experiencia.  

A continuación compartimos contigo cuáles son los pasos que se deben seguir en caso de negligencia médica en el parto o en caso de sospecha de la misma. Si bien son casos que requieren mucha investigación, en caso de haber pruebas suficientes para comprobarlo, las probabilidades de éxito serán considerables.

Documentación necesaria

Además del testimonio de la madre y de su entorno, es fundamental reunir las pruebas necesarias con las cuales será posible demostrar la negligencia médica. 

Si bien esta documentación puede variar de un caso a otro, en general se requieren las gráficas de monitorización fetal, el pH fetal, la historia clínica completa y el partograma. Este último documento es como un resumen donde se detallan aspectos tan importantes como la intensidad, frecuencia y duración de las contracciones, la dilatación cervical, la frecuencia cardíaca fetal y altura de la presentación fetal de la pelvis. 

Contactar con un abogado especialista

Como comentamos anteriormente, contactar con un abogado especialista en negligencias médicas en el parto es determinante para el éxito o no del caso. Se trata de un procedimiento sumamente delicado y que requiere mucho análisis e investigación para demostrar la misma. 

El abogado es quien, con los testimonios y las pruebas correspondientes, determinará si efectivamente hubo o no hubo negligencia médica. En caso de una respuesta positiva, lo siguiente será cuantificar la indemnización a reclamar, la cual puede variar según el tipo de negligencia y lesión generada en la víctima. 

Una vez determinado el importe a solicitar por indemnización, el abogado comenzará a ejecutar las diferentes acciones judiciales y extrajudiciales, con el objetivo de restablecer los derechos de la víctima y de su familia. El tiempo que tarda este tipo de procedimientos es muy variable, pero en general, puede extenderse considerablemente, por lo que es importante ser pacientes en este  punto. Por supuesto, el abogado les irá informando a sus clientes sobre los tiempos estimados y cualquier otro tipo de cambio en el caso. 

Daños por negligencia médica

Los daños por negligencia médica pueden ser muy amplios y van más allá de las consecuencias directas del momento del parto. En general, los daños por negligencia médica que se consideran indemnizables son las lesiones corporales, daños morales, y daños y perjuicios, ya sean estos materiales o económicos. 

También se consideran daños por negligencia médica aquellos que son temporales. El objetivo es que la víctima sea compensada por todos los inconvenientes generados a partir de esa negligencia médica. Si bien, en muchos casos, el dinero no puede compensar el dolor o la angustia vivida, es un apoyo importante para todos los gastos derivados del caso. Además, también es una forma de dejar un precedente que puede contribuir para mejorar los procedimientos médicos y así evitar que otras personas sufran esa experiencia. Los casos de negligencias médicas son mucho más frecuentes de lo que las personas creen. Sin embargo, con la asesoría adecuada y un abogado especialista en el área, puede ser factible lograr que la víctima y su familia sean indemnizados.