domingo, 5 diciembre 2021 5:39

Todo lo que debes hacer para enviar una encomienda con éxito

El comercio electrónico está en constante crecimiento, desde un particular hasta las grandes empresas están comercializando sus productos online, convirtiendo en una necesidad el desarrollo logístico para realizar el envío de las compras realizadas por los clientes.

Para dar respuesta en materia de transporte y rastreo han surgido alternativas como Ordertracker, que permiten, por ejemplo hacer seguimiento aliexpress. En general, cuentan con una amplia experiencia y facilitan el seguimiento de las encomiendas con el localizador de envíos, que nos suministra información precisa sobre la trayectoria de nuestro paquete utilizando el tracking number.

Contar con una empresa con experiencia en el transporte y logística de carga es la forma más segura para enviar o recibir nuestras compras. Debemos tener en cuenta que el currier se encarga de llevar de un punto a otro nuestro pedido, pero nosotros somos los responsables de embalarlo de la manera correcta para evitar contratiempos durante su traslado.

El correcto empaquetado es clave

Elegir un tipo de embalaje que cubra las necesidades de nuestro producto (en tamaño y resistencia), garantizará que llegue en buen estado a su destino, pero además nos permitirá gastar lo justo y necesario por el servicio. Es recomendable evitar cajas que estén muy deterioradas o rotas. Y asegurarnos que las solapas estén en buen estado, para poder sellarlas correctamente.

bajo ninguna circunstancia sobrepasar el peso permitido por el fabricante de la caja que estamos utilizando, ya que podría dañarse durante el traslado y la mercancía podría quedar expuesta y desprotegida. Para evitarlo debemos cerciorarnos primero cuál es su capacidad.

Usar material acolchado dentro de la caja protegerá la mercancía

Durante el traslado los paquetes suelen ser manipulados de una forma poco delicada, para evitar que los productos en su interior se estropeen podemos usar plástico de burbujas, bolas de papel u otros elementos que están diseñados para proteger el interior de las cajas y mantener estático todo lo que hay dentro.

La manera correcta de embalar es colocando en el centro las cosas que requieren más cuidado (principalmente frascos de vidrio y cremas) y protegiendo las puntas de objetos punzantes, como tijeras o utensilios de cocina.

Sellar con suficiente cinta adhesiva para que la caja permanezca cerrada

El truco no consiste en la cantidad de cinta adhesiva que le coloquemos a la caja, sino de usar una de calidad garantizada, que sea la indicada para pegar cartón, de lo contrario se despegará a los pocos minutos de haberla colocado y habremos perdido el trabajo.

Una vez que hemos colocado todo en el interior de la caja doblamos las cuatro pestañas, colocamos unas sobre otras y pegamos la punta de la cinta en uno de los extremos de la ranura, acto seguido deslizamos hasta llegar al otro lado. Al llegar al borde de la caja doblamos y continuamos hasta llegar a la parte inferior.

Es recomendable dar la vuelta completa hasta llegar a la punta del adhesivo, donde iniciamos el sellado, para reforzar el embalaje y evitar que se abra posteriormente.