lunes, 29 noviembre 2021 0:10

Así fue la relación de Felipe de Edimburgo y Lady Di

Diana de Gales ha conseguido ser leyenda por ser una mujer que luchó contra viento y marea, más si cabe contra la Casa Real de Inglaterra. Este año fallecía el 9 de abril Felipe de Edimburgo, el marido de la Reina Isabel y padre del que fue marido de la mujer icónica de la que hablamos. Siempre se ha rumoreado sobre la relación que ambos tenían, pero a día de hoy sigue habiendo muchos cabos sueltos acerca del trato que había entre ellos.

Ambos tenían semejanzas, ya que venían fuera de fuera de una monarquía que se debilitaba con el paso del tiempo y en este sentido, Lady Di supo, inconscientemente, reforzar el sentimiento monárquico de Inglaterra. De hecho, la búsqueda de una mujer para el príncipe Carlos empezó con unos requisitos que solo ella tenía y que al final, le hicieron más daño de lo que podía pensar.

Lady Di se sintió mal tratada por los reyes

Aunque en muchas ocasiones se ha asegurado que Felipe de Edimburgo y Diana de Gales tenían una mala relación, no fue así, o al menos eso es lo que consta en la historia de la Casa Real. Durante los primeros años, él le ayudó a integrarse en el seno de una familia que se movía por intereses personales y que miraba para otro lado cuando había problemas entre ellos.

Lady Di recurrió a sus Majestades los reyes en muchas ocasiones para confesarles las carencias que tenía en su matrimonio, pero éstos no quisieron o no hicieron nada porque ella ya era la mujer del heredero, salir de la Casa Real no era una tarea fácil. Sin embargo, el paso del tiempo y la torpeza del príncipe Carlos le puso en bandeja a la gran icónica el separarse de la una institución que se resquebrajaba por momentos.

Muchos medios de comunicación han confirmado la ayuda que Felipe le sirvió a Diana en muchas ocasiones, sobre todo en ciertas circunstancias en los que ambos debían de estar en un segundo plano por la posición que ocupaban en la monarquía. Él vio en ella lo que en el pasado vivió con la Reina Isabel y eso, quizás, les unió ante los grandes retos.

Felipe y Diana se comunicaban por cartas, quizás para evitar posibles filtraciones o para que no se enteraran en su alrededor, pero lo cierto es que esos textos estaban cargados de cariño y consejos que demostraban la exquisita relación que les unía. Eso sí, el marido de la Reina Isabel solamente pudo ayudarla de palabra, nadie sacó del pozo a Diana de Gales porque eso iría en contra de la gran institución.