miércoles, 20 octubre 2021 6:19

¿Sabías que el primer lifting de la historia se hizo en 1910?

Las huellas del tiempo se descubren primero en la cara. Y la gran importancia que otorgamos al rostro, como ventana y carta de presentación, ha ratificado el estiramiento facial (el lifting) como la opción preferida en el siglo XXI, para combatir el envejecimiento del rostro. De hecho, en los últimos 15 años, la cifra de liftings faciales ha aumentado una media del 20% y la franja etaria se ha adelantado una década, situándose en los 40-45 años. Para alcanzar los excelentes resultados actuales, las técnicas y los cirujanos no han parado de evolucionar y perfeccionarse, desde que se realizó el primer lifting de la historia, en 1910, nos recuerda el Dr. Javier de Benito, maestro reconocido a nivel mundial, en Cirugía Plástica.

Una lección de estética desde el Instituto de Benito

“Hoy, actuamos sobre las estructuras musculares para corregir su descolgamiento, además de eliminar las arrugas y la flacidez de la piel. Es imprescindible que el cirujano tenga un conocimiento profundo de la anatomía facial”, afirma el experto y director del Instituto de Benito (IdB).

Se trata de un centro español de referencia internacional, que cuenta con los mejores especialistas en anatomía del rostro y atrae a pacientes de los cinco continentes. Estos son los nuevos liftings que practica el IdB para obtener un rejuvenecimiento facial duradero, sin perder una pizca de expresividad, ni la naturalidad de los gestos. A continuación, te mostramos los liftings más demandados por el IdB en la actualidad.