jueves, 28 octubre 2021 16:34

Dónde comer el mejor cachopo asturiano

El cachopo es un manjar carnoso de la región de Asturias, que consta de dos filetes de ternera rellenos de queso y una loncha de jamón. Luego, todo el brebaje se cubre con pan rallado y se fríe en aceite caliente. El plato se sirve tradicionalmente con patatas asadas, pimientos asados ​​y champiñones al lado.

Si quieres degustar el auténtico sabor de la gastronomía del norte de España, el mejor cachopo asturiano lo preparan en las Tablas del Campillín en Oviedo y la Taberna Asturiana en Gijón. Estos dos restaurantes son parada obligatoria para los amantes del buen comer.

El mejor cachopo asturiano lo preparan en Oviedo y Gijón

El cachopo es uno de los platos más típicos de Asturias. Compite con otros platos deliciosos de esta comunidad autónoma como la fabada o el arroz con leche. Ésta receta asturiana consiste en un filete de ternera empanado que se rellena con jamón serrano curado o cecina de ternera curada, y queso que suele ser una variedad típica de esta comunidad autónoma, como el cabrales, pero se puedes usar el queso que prefieras. Si te vas de vacaciones a Gijón u Oviedo, ¡no debes irte sin probarlo!

Es uno de esos platos de los que la gente habla, compara y busca lo mejor. Quizás el debate esté a la altura de las discusiones sobre el mejor guiso, el arroz con leche o la mejor fabada. En Asturias hay competencia por 3 aspectos para decidir cuál es el mejor: la calidad, el tamaño (que en este caso sí importa) y la imaginación en los rellenos.

Cada restaurante ofrece su versión de la receta tradicional, haciendo sus innovaciones. Por eso entre los rellenos podemos encontrar el cachopo de ternera con todo tipo de rellenos como pimientos, setas, espárragos, cecina,etc. Cómo deciamos antes, el tamaño importa, y mucho en este plato ya que se suele compartir entre varias personas.

Es una especie de Santiago de la bestia, algunos también lo comparan con el cordon bleu.  Aunque a los verdaderos gánsteres les molestan estas comparaciones porque no es ni una cosa ni otra. Aunque en cada casa se preparan de una forma u otra.

El cachopo consiste simplemente en dos filetes de ternera empanados rellenos de queso y jamón serrano. Una vez frito, queda crujiente por fuera con un interior tremendamente jugoso. Cuando lo cortamos, sale el imprescindible queso fundido y se esparce por todo el plato.

Las Tablas del Campillín en Oviedo, con un récord de 17 premios al mejor cachopo, es una parada obligatoria para degustar este delicioso plato.

Aunque si lo que te apetece es comer un buen cachopo en Gijón tienes la Taberna Asturiana, dónde al igual que en las Tablas te ofrecen el mejor cachopo de Asturias. Además también puedes disfrutarlos desde la comodidad de tu hogar ya que los dos restaurantes ofrecen servicio a domicilio.

Aunque si eres cocinitas y quieres aventurarte con este plato tan demandado, te dejamos una receta sencilla, que nada tiene que ver con los suculentos cachopos que preparan en las Tablas de Oviedo, pero si no vives por la zona nos hacen el apaño.

Cómo preparar un cachopo asturiano en casa

Para preparar un cachopo asturiano en casa necesitarás un par de filetes de ternera muy finos y, si es posible, intentar conseguir unos grandes y largos. Si vas a tu carnicero local, normalmente te podrán cortar los filetes perfectos. La ternera es lo que se usa normalmente, ya sea cortes de rabadilla o pejerrey, pero si prefiere un filete ‘más carnoso’, también se puede utilizar carne añeja.

Para preparar esta receta necesitaremos 2 filetes de ternera muy grandes y finos, normalmente filete de lomo,  unas lonchas de jamón serrano o cecina de ternera curada, rebanadas del queso que prefieras, harina, huevo y pan rallado, sal y pimienta negra molida, aceite de oliva virgen extra.

Primero sazona los filetes de ternera (cuidado, no les pongas demasiada sal que el queso y el jamón o cecina, lo que decidas usar, ya tienen sal y se puede volver demasiado salado).

Extiende uno de los filetes sobre una tabla de cortar y cúbrelo con el queso cortado que hayas elegido en rodajas muy finas. Por encima del queso agrega las lonchas de jamón serrano o cecina, hasta que esté completamente cubierto. Luego coloca otro filete de ternera encima. Básicamente, parece un sándwich con la carne actuando como pan.

Después recoge con cuidado toda la pieza y colócala en un plato o fuente con harina. Dale la vuelta para que la carne quede cubierta de harina, luego repetir el proceso con huevos batidos y finalmente con pan rallado. Un pequeño truco es dejarlo reposar en la nevera durante 1 hora para que todos los ingredientes se peguen bien.

A continuación calienta abundante aceite de oliva a 170-180ºC. Suficiente para cubrir completamente el Cachopo. Pasados ​​dos o tres minutos, cuando esté dorado, lo retiramos del aceite y lo colocamos sobre un papel absorbente de cocina antes de servir.