martes, 19 octubre 2021 1:07

Chayo Mohedano, ni con mamá ni con papá… No se moja en el culebrón de Rosa y Amador

Se está convirtiendo inesperadamente en uno de los culebrones televisados de este verano. Sus protagonistas, nada más y nada menos que Rosa Benito y Amador Mohedano. La inesperada llamada que hacía el de Chipiona a su exmujer en su programa Ya es mediodía ha dado muchísimo de sí. Tanto que Amador intervenía en Sálvame para confesar que seguía enamorado de Rosa. Ha sido luego la propia colaboradora la que ha querido zanjar el asunto y romperle las ilusiones a su ex, «Déjame en paz» le espetaba. Y en medio de todo esto, se encuentran los hijos de ambos, como Chayo Mohedano, que ha optado por el silencio.

Por un arroz, así comenzaba el culebrón de la expareja

Rosa Benito llamada Amador Ya es mediodia

> El arroz que hacía la colaboradora de Ya es mediodía. Esta fue la excusa para que Amador Mohedano decidiese llamar al programa. Notablemente afectado, el chipionero aseguraba que echaba muchísimo de menos el arroz que cocinaba su exmujer. Un momento que parecía gracioso y que finalmente se transformó en algo muy incómodo para Rosa Benito. Todo un ‘tierra trágame’, donde Rosa ya no sabía dónde meter la cabeza.

Aunque la colaboradora supo salir al paso, no se esperaba que al día siguiente Amador Mohedano se tiraría una hora de reloj hablando en Sálvame sobre lo mucho que quiere a la que fuera la mujer de sus sueños y lo triste que es estar solo a ciertas edades… Unas palabras que acabaron por incendiar a la peluquera de ‘la más grande’.

Siguiente: Rosa Benito ya no puede más, así estallaba contra su ex

El silencio, el mejor aliado de Chayo Mohedano ante el culebrón de sus padres

María Teresa Campos

> Aunque durante este fin de semana han disfrutado de unas jornadas muy familiares, donde podíamos ver a Rosa Benito junto a todos sus hijos, Chayo no ha querido soltar prenda sobre los enfrentamientos de sus padres. Es cierto que la artista de la familia se lleva muy bien tanto con su padre como con su madre, de ahí que no quiera comentar nada que pueda herir los sentimientos de nadie. Han sido las cámaras de Europa Press las que han pillado a Chayo Mohedano haciendo su vida con total normalidad.

Pero ante las preguntas sobre qué opina de todo este guirigay, el silencio se ha apoderado de ella. Esquivando las cuestiones y algo molesta, la artista ha guardado un silencio sepulcral. Optando como cuando de pequeños no queríamos decir si nuestro favorito era papá o mamá, Rosario ha optado con la callada por respuesta. Habrá que ver si la que fuera una pareja feliz vuelve a escribir otro nuevo capítulo de este culebrón televisivo pero está claro que por parte de Rosa, el tema está mas que enterrado.