jueves, 23 septiembre 2021 13:25

La importancia de la moda ecológica para la sostenibilidad

La moda ecológica ya es una realidad que cada vez más gente defiende y utiliza. Y es que resulta una alternativa perfecta a la moda convencional. Si por algo triunfa la moda sostenible, como es el caso de la ropa de algodón orgánico, es porque cada vez más personas se preocupan por el cuidado del medioambiente, el respeto de los derechos humanos de los trabajadores textiles y la protección de la propia salud.

Y es que aunque parezca algo sin importancia, esta conciencia de cuidarnos y de cuidar el planeta tiene un efecto muy positivo a largo plazo. La moda sostenible lleva existiendo desde hace bastante tiempo, y concretamente las tiendas y fábricas de ropa de Comercio Justo existen desde la última década del siglo pasado.

Sin embargo, es ahora cuando está tomando realmente importancia entre la población, y se trata de una nueva manera de entender la industria textil, o lo que es lo mismo, es una forma de consumo justo y responsable.

Pero ¿qué es exactamente la moda sostenible?

Cuando hablamos de moda sostenible, moda ecológica o moda ética, nos referimos a las prendas que no resultan peligrosas para el medioambiente y que son justas y responsables con las sociedades. Tiene en cuenta y respeta la conservación de los recursos naturales, y el impacto ecológico de los materiales que se emplean es muy bajo. Además, también respeta las condiciones laborales de todos aquellos que han participado en la producción y venta de dichas prendas.

¿Cuáles son las características de la moda sostenible?

Un gesto que a priori parece insignificante, como comprar unos vaqueros o una camiseta, puede cambiar muchos aspectos en el mundo si lo hacemos en tiendas especializadas de ropa sostenible como es el caso de Somia, ya que de esta manera, no solo nos beneficiamos de su uso, sino que también apoyamos a muchas sociedades y ayudamos a cuidar el planeta.

Estas son las principales características y ventajas de la moda sostenible:

Reduce considerablemente el impacto negativo en el medioambiente

Este tipo de moda apenas tiene impacto en el medioambiente, ya que solo emplea materiales naturales como el algodón orgánico o las fibras recicladas.

Fomenta el reciclaje y la reutilización de prendas

La gran mayoría de prendas de las que nos deshacemos cada año pueden reutilizarse. Esto es precisamente lo que defiende la moda sostenible: darles una segunda vida a aquellas prendas que ya no usamos, pero en ningún caso tirarlas simplemente porque ya no están de moda.

La producción se realiza en pequeñas cantidades

Teniendo en cuenta que la producción de estas prendas es pequeña, se elaboran a mano, lo que evita la contaminación de las máquinas que se usan para fabricar la ropa convencional.

Respeta los derechos laborales de los trabajadores

La moda ecológica defiende que todos los empleados de las empresas textiles tengan unas condiciones justas en sus puestos de trabajo y que se respeten sus derechos.

Ayuda a la producción local

En la moda ética no es necesario un transporte de larga distancia para las prendas, lo que evita daños al medioambiente. Así, promueve la ropa que se fabrica en una misma región o país para enriquecer el comercio local.

Las prendas son de auténtica calidad

En la moda sostenible solo se utilizan tejidos de alta calidad con el objetivo de alargar la vida útil del producto, como es el caso de las camisetas artesanales de mujer, que duran bastantes más años que las camisetas convencionales.