comscore
viernes, 30 septiembre 2022 3:06

Pedro Carrasco hubiese celebrado hoy 78 primaveras en el centro de la polémica

Si Rocío Jurado ha estado más viva que nunca durante estos últimos meses con el documental que ha protagonizado su hija en televisión, Pedro Carrasco no se queda atrás. El boxeador, que fue una figura muy importante en la vida de Rocío Carrasco hubiese cumplido hoy 78 años y le queremos recordar por la bonita relación que siempre mantuvo con su hija.

En el 1976 su amor quedaba sellado con Rocío Jurado. Por aquel entonces era la pareja del momento, muy enamorados estuvieron mucho tiempo intentando ser padres hasta que por fin llego el amor de sus vidas, Rocío Carrasco. Una bendición no solo para ellos, sino para toda la familia.

El paso del tiempo y el éxito que fue consiguiendo Rocío Jurado, le terminaron haciendo sombra. Lo que fue una de los inconvenientes que empezó a tener Pedro Carrasco, ya que por aquella época la cantante tenía nombre y apellidos y él, resultaba terminar siendo «marido de».

En el 89 se fue el amor y la pareja decidió empezar a caminar por separado, aunque siempre con una grandiosa relación entre ellos por el bien de Rocío Carrasco. Algo, que su hija no ha conseguido tener con Antonio David, por muchos intentos que haya hecho a lo largo de los años.

En 1996 Pedro conoce a una peluquera que eclipsa los medios de comunicación con su belleza, Raquel Mosquera. El 27 de enero del 2001 el exboxeador fallecía en su casa víctima de un infarto. Una tragedia que nos dejó con el corazón helados y que marcó la vida por completo de sus seres queridos.

Rocío Carrasco hace pocos meses contaba en su serie documental que tenía una relación muy especial con su padre y desmentía que no tuviera trato con él en los últimos días de su vida pese a lo que pudiera especularse.

Rocío Carrasco con Rocío Jurado y su padre Pedro

Todo esto viene tras una entrevista de Raquel Mosquera en televisión en la que aseguró que padre e hija habían tenido una discusión pocos días antes de fallecer en la que el boxeador le había terminado echando de casa.

Pedro Carrasco ha estado más vivo que nunca durante estos meses y lo que sí que ha querido dejar claro la hija en su documental es que amaba por encima de todas las cosas a su padre.