comscore
martes, 4 octubre 2022 21:05

Mario Vaquerizo celebra su 47 cumpleaños: Más estrella que nunca

Mario Vaquerizo es una de esos famosos que nunca pasan de moda. Su naturalidad y espontaneidad le han llevado a ser único. Es un personaje que no deja indiferente, o lo amas o lo odias. La gente está deseando verle en pantalla porque se entretienen, se ríen y se divierten cada vez que el cantante aparece en un programa de televisión.

Su matrimonio con Alaska ha superado todo tipo de pruebas. Han sido juzgados hasta la saciedad, algo que nunca les ha importado porque siempre ha asegurado que las críticas «le dan igual». Esa naturalidad de la que presume cada vez que hace alguna aparición hace que sea una de las personalidades más queridas de la profesión.

alaska y mario negacionismo victoria abril Mario Vaquerizo celebra su 47 cumpleaños: Más estrella que nunca

Hoy Mario cumple 47 años, lo hace teniendo una figura física envidiable y un rostro estupendo. El cantante es muy coqueto y siempre ha reconocido los retoques estéticos que se ha hecho para lucir así de bien. Y lo cierto es que tanto Alaska como su marido, son dos personas que se preocupan mucho por el aspecto físico; es un rasgo característico de su personalidad, que les diferencia del resto y les hace únicos.

El cantante afronta este cumpleaños con la artritis crónica que le acompaña desde hace unos años y le produce un gran dolor. Sin embargo, siempre ha asegurado que lo lleva bien, aunque haya temporadas en las que, a causa de esta enfermedad, tiene que tomarse la vida con más calma de lo que a él le gustaría.

Mario Vaquerizo, lejos de lo que pueda aparentar, siempre ha sido una persona respetuosa con los demás, es muy sentimental, lo hemos podido comprobar en los talents en los que ha participado. Siempre se ha mostrado muy tolerante ante las opiniones contrarias a él. El ejemplo más reciente ha sido con los negacioncitas de la pandemia, Miguel Bosé y Victoria Abril. Tanto él, como su mujer no han querido juzgar sus opiniones y han defendido que cada uno diga lo que quiera.

En resumen, Mario es una estrella. Sabe comerse la cámara y centrar la atención. Merecemos seguir disfrutando de él en los programas de televisión y en los talent shows porque está hecho de esa pasta y es una gozada verle porque conoce perfectamente el medio y sabe lo que gusta.