sábado, 24 julio 2021 9:08

10 famosos que fumaban y lo dejaron

En el cine, encima de un escenario o en su vida privada, el tabaco ha estado, desde siempre, presente dentro del mundo de los famosos. Como cualquier persona normal, los artistas, empresarios y gente popular también son consumidores de tabaco.

Algunos son iconos que vienen a la mente siempre con el cigarro o el puro en la mano. Nada más que hay que pensar en personas como Joaquín Sabina, el cantante; Carrillo, el dirigente del Partido Comunista Español, o la maravillosa Sara Montiel, quien llevó su pasión por los puros por bandera.

Otros incluso fumaban y lo acabaron dejando o sea han pasado a los vapers en vez de fumar para cuidar de su salud y no hacer una actividad perjudicial para sus pulmones.

Precisamente estos famosos que fumaban y lo dejaron son los más llamativos. Por eso hemos preparado una lista de diez personas populares y de la vida pública que decidieron pasarse al vaper o dejar completamente de fumar en algún momento de su vida.

Barack Obama: la lucha por dejarlo

El que fuera presidente de los Estados Unidos de América reconoce que durante toda su vida ha luchado por dejar el tabaco, al que se aficionó desde bien joven. Según el político, nunca se puede dejar del todo y él necesita la ayuda de chicles de nicotina para poder llevar los días con calma y tranquilidad.

Aun así, reconoce que en algunas ocasiones cae de nuevo en el hábito de encenderse un cigarrillo y aspirar el humo. Y es que no se puede evitar si se piensa en la cantidad de decisiones difíciles que ha tenido que tomar en su carrera política.

Mercedes Milá: no al tabaco

Si hay una persona en España que se pueda considerar una verdadera militante antitabaco esa es, sin ninguna duda, Mercedes Milá. La popular periodista y presentadora ha hecho gala de su militancia en programas tan importantes como Gran Hermano, donde llegó a lucir verdaderos looks inspirados en su objetivo de hacer que la gente deje ese “feo vicio”, en sus propias palabras.

Penélope Cruz: la maternidad abre los ojos

La chica Almodóvar Penélope Cruz también ha sido una gran fumadora. La estresante vida de aprendizaje de guiones, sets de rodaje y premiers hacía que la intérprete solo se sintiera calmada con un cigarrillo en la mano.

Todo cambió cuando se quedó embarazada por primera vez. En ese momento, y sin que supusiera un duro golpe para ella, la actriz dejó de fumar de un día para otro: el amor por la vida que creía en su interior lo puso fácil para ella en esta ocasión.

Jennifer Aniston: técnicas orientales

El yoga fue la herramienta con la que la actriz Jennifer Aniston venció su lucha contra el tabaco. La actriz se apoyó en este ejercicio reflexivo y lleno de estiramientos y respiraciones para vencer la ansiedad por no ponerse un cigarrillo en la boca.

Gracias a esto, y en un proceso largo y doloroso, la actriz logró abandonar completamente este hábito y llevar una vida lejos de las cajetillas de tabaco y los mecheros.

Matt Damon: hipnotizado

El actor Matt Damon recurrió a sesiones de hipnosis para lograr vencer la costumbre de echarse un cigarrillo a la boca. Veinte años de hábito no se vencen tan fácilmente, por eso el actor se puso en manos profesionales en el año 2004 para lograrlo.

Vencida la ansiedad y la obsesión de fumar, que gracias a la hipnosis consiguió ver como algo negativo, el actor pudo dejarlo, no sin trabajar durante algunos meses en estas sesiones de hipnosis.

Courteney Cox: clínica de “desintoxicación”

Courteney Cox atacó su problema con el tabaco de frente y sin ningún tipo de término medio. Se puso en manos de Yefim Shubentsov, un famoso terapeuta que ayuda a vencer todo tipo de hábitos, depresiones y situaciones de ansiedad y fobia social.

Gracias a él, y con un trabajo continuo y dedicado, pudo vencer la ansiedad y acabar con sus deseos de fumar tabaco.

Russel Crowe: todo por los hijos

El creador del famoso personaje de Máximo Décimo Meridio llegaba a fumar hasta tres cajetillas de tabaco diarias. Sesenta cigarrillos al día es mucho hasta para el gladiador más famoso del cine, y por eso un día Russel supo que tenía que parar.

Lo hizo, sobre todo, para que sus hijos no tomaran el ejemplo de su padre y comenzaran a fumar. Desde entonces, el actor no ha vuelto a ponerse un cigarro en la boca.

Pink: el método Allen Carr

Son muchos los famosos que han seguido el método de Allen Carr para dejar de fumar. Uno de ellos es Pink. La cantante siguió paso a paso todos los consejos de los libros de Allen para lograr abandonar el tabaco por ella y, sobre todo, por la salud de su bebé.

Ellen DeGeneres: vergüenza y tesón

La conocida conductora de talk shows americana no podía fumar en público: lo consideraba algo vergonzante y quería dejarlo desde hacía tiempo. Sin embargo, necesitó de mucha reflexión e intentos fallidos hasta que en 2012 fue la ocasión definitiva: no resultó fácil para ella, pero logró hacerlo con fuerza de voluntad, trabajo, ejercicios de relajación y mucho apoyo, tal y como ella misma reconoció.

Whoopi Goldberg: un regalo de Navidad

La actriz paseaba por las calles de su ciudad el día antes de Navidad cuando vio un anuncio con las cifras de personas fumadoras en el planeta. Esto le hizo reflexionar y sentir que algo no andaba bien. Fue en ese momento cuando decidió dejar el tabaco para siempre, como si de un verdadero milagro de Navidad se tratara.