sábado, 24 julio 2021 10:31

Lady Di, la princesa que superó a la Reina Isabel II

Hablar de Diana de Gales es hablar de un icono que lejos de desvanecerse y desaparecer como la pólvora, cada vez se hace más grande. Su sombra está presente en la sociedad y su ejemplo de naturalidad ha traspasado fronteras, haciendo de ella una mujer que entregó su vida por sus dos hijos y por todos esos ciudadanos que la transmitieron el calor que no encontraba en la Casa Real británica.

Este sábado, Lady Di hubiese cumplido 60 años y puestos a imaginárnosla, estamos seguros de que estaría ideal, radiante, como siempre se mostraba ante los medios de comunicación. Su ideal no la motivaba a convertirse en una diva, pero sin embargo las circunstancias que la rodeaban y todo lo que la tocó vivir hicieron que se convirtiera en uno de los grandes rostros conocidos internacionales.

La princesa que superó a la institución

Su prioridad siempre fueron sus hijos y ella consiguió cambiar la forma de enfrentarse a los problemas de la Reina Isabel II. Lejos de esconder su rostro cuando la polémica llegaba a su palacio, tuvo que apechugar con lo que sucediera y defender la institución.

Una institución que muchos creyeron que había muerto el mismo día en el que Lady Di tuvo ese fatídico accidente, ya que ella levantó a las masas populares y consiguió que el sentimiento patriótico y monárquico volviese a resurgir entre todos los ciudadanos… pero lo cierto es que eso no fue así, la Reina Isabel ha seguido en el timón.

Atrapada en una jaula de oro

Lady Di  estatua 60 años

Si algo no hubiese permitido Diana es el distanciamiento entre sus dos hijos… ahora exige reconciliación. Ella quiso que vivieran dentro de valores fundamentales. La amiga de Elton John vivió una cruda realidad de una mujer que se encontró con los verdaderos problemas que suponía pertenecer a la real familia. Parece que solo Harry ha tenido el valor de desvincularse por completo de la corona y apostar por su familia.

60 años no han sido suficientes para olvidar a una mujer que provocó un antes y un después en la sociedad, en el tratamiento de la información en los medios de comunicación y que consiguió eclipsar a la mismísima reina y al futuro heredero de la corona.

La estatua que refleja el poder de Lady Di

El mérito de la Princesa de Gales siempre será no haber sido olvidada debido a sus fuertes convicciones y haber influido en la sociedad con sus acciones caritativas. Consiguió un efecto muy contrario al deseado en un primer momento por Buckhingam Palace.

Así, es recordada todos los días y homenajeada por sus nueras con todos los guiños que llevan a cabo cada vez que hay un evento público. Crearon un mito e hito histórico que ahora tiene una estatua en pleno centro de Reino Unido y que quedará para la eternidad.