comscore
martes, 6 diciembre 2022 18:55

Carlos Baute recupera el tiempo perdido con su hijo tras su nula relación

Carlos Baute sorprendía a propios y a extraños al compartir este domingo en su cuenta de Instagram una foto con su hijo José Daniel con motivo del Día del Padre en buena parte del planeta.

Carlos Baute nos comenta cómo fue la reconciliación con su hijo José Daniel

canva photo editor 48 Carlos Baute recupera el tiempo perdido con su hijo tras su nula relación

> «Les comparto esta foto que me hace inmensamente feliz. Después de tantos malentendidos por ambas partes, José Daniel y yo tenemos la relación padre e hijo que debió haber sido desde siempre. Te pido perdón por mis errores y de ahora en adelante vamos a recuperar el tiempo perdido. Te quiero hijo» confesaba el artista, anunciando su acercamiento con su primogénito, de 31 años, con el que no tenía ningún tipo de relación y al que la justicia le obligó a reconocer en el año 2013 después de la demanda interpuesta en 2009 por el joven, desesperado por los continuos desprecios de su padre ante sus gritos desesperados pidiéndole ayuda.

Ahora, Carlos habla por primera vez sobre su reconciliación con José Daniel y desvela cómo es su relación actual con su hijo, con el que está dispuesto a empezar de cero para tener la relación paternofilial con la que ambos sueñan tras haberse reencontrado después de tantos años de enfrentamientos y malentendidos.

– Hola, Carlos. ¿Cómo te encuentras?

– Bien, gracias a Dios todo muy bien.

– Nos asustaste un poco con esa imagen ahí en el hospital ingresado por Covid.

– Sí, bueno, fueron tres días durillos porque tenía baja la oxigenación, pero bueno, fueron dos días nada más y ya después, gracias a Dios, perfecto. Ahora estamos ya todos libres, todos bien.

– Nos hemos alegrado de esa foto que has puesto en Instagram con tu niño. Cuéntanos un poco qué malentendidos había. ¿Ese acercamiento cómo se ha producido?

– Muchas gracias. Mira lo que puedo decir es que hubo unas nubes durante todo este tiempo y gracias a Dios ya esas nubes no existen. Tenemos ya tiempo con la relación, no voy a contar más porque al final es algo muy privado, pero estamos muy felices tanto él cómo yo y la familia.

– Has dicho que te acepte los errores que has tenido, ¿No?

– Es que yo no los había reconocido, claro. Sí los había reconocido, pero no sabía si sí o si no. Eran muchas cosas las que había y a parte se han dicho muchas cosas que al final no. Yo soy padre, ¿Cómo no voy a reconocer a un niño?

– ¿Es muy buena la relación ahora con él?

– Espectacular, es adorable. Estamos felices.

– ¿Estáis recuperando el tiempo perdido?

– Lo vamos a recuperar, es complicado, pero lo vamos a recuperar. Claro que sí.

– Si que has dado gracias a Astrid, ¿Cuál ha sido el papel de ella?

– Por supuesto. Apoyo absoluto siempre.

–  ¿Ella fue la que te animó?

– Bueno, siempre me apoyó. Yo también lo tenía claro, obvio, es una cosa que no me dejaba dormir, pero gracias a Dios ya estamos todos felices y estamos encaminados.

–  ¿Los otros niños ya lo conocen?

– No, no, todavía no, pero pronto ya quedaremos y bueno, ya será lo que todos soñamos.

– Un abrazo sí que le has podido dar.

– Sí, hombre.

– Tenéis relación desde hace tiempo, ¿verdad?

– Antes de la pandemia. Perdonad, que estoy apurado.

– Supongo que te verás con él.

– Sí, claro.