comscore
miércoles, 30 noviembre 2022 15:32

La ausencia de Terelu y el apoyo de Alejandra: El cumpleaños más diferente de María Teresa Campos

Los 80 años han llegado oficialmente a la vida de María Teresa Campos. Una cifra que, lo ha demostrado en varias ocasiones, a la presentadora no le agrada reconocer, pero que en su celebración ha contado con el regalo más especial: el apoyo incondicional de su nieta Alejandra Rubio.

La joven colaboradora se ha mostrado muy pendiente de su abuela en la celebración familiar en el domicilio de la presentadora. Una cita en la que la gran ausente ha sido la primogénita de María Teresa, Terelu Campos, a quien sus compromisos profesionales con Masterchef Celebrity le han impedido estar junto a su madre en un día tan importante.

Las Campos distancia

Abrazada en todo momento a su nieta, en la puerta de su casa, María Teresa, demostraba una vez más lo poco que le gusta tener 80 años, pero aun así se siente afortunada de poder contarlo: «El numerito no, pero me gustaría menos no llegar al numerito. Lo bueno es llegar a cada numerito».

Para este día tiene su deseo muy claro: «Perder el miedo y podamos vivir, yo ya tengo mis dos vacunas, que se vacune todo el mundo y que de verdad esto se acabe. Y que nos sirva de algo, ya que se ha muerto tanta gente, que sirva para haber aprendido algo de cara a la vida».

Otra de las grandes ausencias, su tercera «hija» Rocío Carrasco

las campos y fidel e1616860965147 La ausencia de Terelu y el apoyo de Alejandra: El cumpleaños más diferente de María Teresa Campos

El 80 cumpleaños de María Teresa ha estado marcado por las ausencias, además de Terelu, tampoco estuvieron en la celebración familia Rocío Carrasco, a quien María Teresa considera como una hija, ni su marido, Fidel Albiac.

La presentadora no dudó en justificar que no estuvieran junto a ella en un día tan señalado: «Están con las vacunas hoy que les ha tocado a las 15h de tarde, no han venido por eso. No pasa nada porque nosotros nos vemos mucho y nos queremos mucho».

Y es que Rocío Carrasco ha cumplido otro de los sueños de María Teresa, contar su verdad en público para que la gente conociera su versión de la historia que ha vivido con el padre de sus hijos, Antonio David Flores: «Ha echado lo que tenía dentro y está bien. Pero eso se lo tienes que preguntar a ella, yo no puedo hablar por ella. Yo como ya sabéis la dije que no quería morirme sin que la gente supiera la verdad, estoy contenta porque la quiero mucho».