sábado, 24 julio 2021 10:20

¿Tienes recipientes de estos materiales en tu cocina? No los uses

Los expertos recomiendan evitar el uso del teflón, el cobre o el aluminio a la hora de cocina, ya que pueden suponer un riesgo para la seguridad y salubridad

Somos lo que comemos. De eso no hay ninguna duda. Pero nuestra salud no sólo depende de los alimentos que comemos, ya que también depende del modo en el que los cocinamos. Podemos ingerir unos productos muy buenos y de una calidad excelente que si cuando preparamos la comida se manipulan de forma errónea pueden generarnos graves problemas. Incluso de salud.

A la hora manipular los alimentos hay un aspecto que en muchas ocasiones pasa desapercibido pero que, sin embargo, hay que tener en cuenta. Estamos hablando de lo que tiene que ver con el material con el que cocinamos. Las ollas, las sartenes, las paletas, las tostadoras,… Estos elementos entran en contacto directo con la comida y, en función de su calidad, pueden afectar de un modo u otro a la comida que ingerimos.

En este sentido, cabe destacar que el material con el que están fabricados las sartenes va a influir directamente en la calidad del producto final que vamos a ingerir. En la cocina, de hecho, no todos los materiales están permitidos y habría que evitar algunos debido a que su toxicidad puede generar algunos riesgos para la salud de los comensales.

Entre los materiales que habría que evitar estarían el teflón, el cobre o el aluminio. En el lado contrario, en el de los materiales aconsejables estaría el acero inoxidable. De hecho, en la web MisterFogon diferentes expertos en cocina aseguran que el acero inoxidable 18/10 y el 18/8 son de los más seguros, duraderos y fáciles de limpiar.

Por ello, vamos a ver por qué debemos evitar los materiales citados más arriba y optar por las mejores baterías de cocina de acero inoxidable para preparar los alimentos en nuestra cocina. Con los alimentos y la comida no se juega, por lo que es conveniente empezar a comprar y utilizar una batería de cocina que cumpla con las mínimas exigencias en cuanto a seguridad y salubridad.

Batería de cocina fabricada con teflón

El teflón es un material que pasó de ser recomendado e idolatrado a ser denostado por la sociedad. Antiguamente conocido como PFOA, este material fue considerado como un revolucionario de la cocina gracias a su poder antiadherente. Esta propiedad hizo que las sartenes fabricadas con este producto fueran muy solicitadas por el consumidor. Sin embargo, el tiempo puso de manifiesto que por encima de los 260º despide gases tóxicos.

En los últimos años, el conocimiento de este material ha vuelto a salir a la luz gracias a la película “Aguas oscuras” que muestra la lucha de un abogado que reveló como el Teflón es un agente activo de cáncer y que empezó a ser usado en las ollas de cocina en 1954.

Que el cobre no toque tus alimentos

Hay dudas sobre el uso de este material a la hora de trabajar con los alimentos. Por lo tanto, lo mejor es alejar el cobre al máximo de la cocina. Cuando la mayoría de expertos no coinciden en un asunto tan delicado como es el de la salud y la comida lo mejor es alejar cualquier tipo de riesgo. Así que aleja el cobre de las sartenes y no pongas en contacto tu comida con él. De hecho, uno de los grandes hándicaps que tiene el uso del cobre es que con el paso del tiempo y si no se cuida bien el cobre puede surgir una capa de color verde que es tóxica.

El aluminio puede contaminar la comida

Para terminar con algunos de los materiales que debemos evitar en la cocina vamos con el aluminio. Al respecto, si la sartén de aluminio está en contacto permanente con soluciones, salsas o alimentos de PH bajo, pueden liberar partículas al medio. Si bien es cierto que el riesgo no es muy elevado, también es verdad que existe. Así que si existen otras soluciones como el material de acero inoxidable es mejor cocinar con este desde el principio.

Consejos a la hora de comprar una sartén de cocina

Con todo, vamos a ver algunas recomendaciones a la hora de comprar sartenes para la cocina. En primer lugar, debemos prestar atención a la calidad de las mismas y, en especial, a la capa antiadherente. Cuanto mayor sea la calidad mayor duración y menos probabilidades de que se quemen los alimentos.

Por otro lado, también sería inteligente ver qué tipo de certificación tiene la sartén y si cumplen con los requisitos normativos. Entre estas obligaciones está la de que las sartenes no deben tener metales pesados como PFOA o BPA. Para terminar y como ya hemos visto al inicio del artículo, debemos evitar ciertos materiales como el aluminio, el cobre, el teflón e incluso el plomo.