comscore
lunes, 28 noviembre 2022 9:14

Rocío Flores, muy afectada, contesta a las duras palabras de su madre

Rocío Carrasco ponía este miércoles el broche de oro a su serie documental con una entrevista en directo en Mediaset en la que, además de mostrarse agradecida por el apoyo recibido tras desvelar su desgarradora verdad, fuerte y optimista de cara al futuro, volvió a cargar contra su hija Rocío, confesando que no le gusta verla en televisión porque sigue viendo a la misma persona que le dio una brutal paliza el 27 de julio de 2012, que no se cree las palabras de la joven porque sigue muy influenciada por su padre, y que ve muy muy complicado que se produzca un acercamiento con sus hijos por las circunstancias que le rodean, aunque aseguró que si David le llamase por teléfono sí estaría dispuesta a hablar con él.

Rocío Flores se mantiene al margen

Rocío Flores

> Además, con una firmeza y una fuerza hasta ahora desconocida en ella, la hija de Rocío Jurado anunció que va a intentar reabrir el caso de malos tratos continuados contra Antonio David Flores, confiada en que la justicia, con las nuevas pruebas que va a aportar, le de en esta ocasión la razón.

Unas declaraciones sobre las que le hemos preguntado a Rocío Flores, que continúa en la capital por motivos laborales y que, muy seria e intentando mantenerse al margen de la entrevista de su madre, ha evitado comentar. Acompañada por su representante, Agustín Etienne, y pendiente en todo momento de su teléfono móvil, la colaboradora televisiva ha intentado parar las preguntas confesando que está cansada de que le pregunten por su madre. «De verdad, no tengo nada que decir ya», rogaba cabizbaja al escuchar las duras palabras que su madre le ha dirigido en su reaparición televisiva.

Sin embargo, y sin poder contenerse, Ro sí que ha valorado el anuncio de que habrá una segunda parte de la docuserie, En el nombre de Rocío, en la que su madre profundizará en su relación con su familia materna y en los motivos que la llevaron a romper su relación con sus hermanos, Gloria Camila y José Fernando, el viudo de su madre, José Ortega Cano, y sus tíos Gloria y Amador Mohedano. «Claro. Era evidente desde el minuto cero», ha señalado sin disimular su hartazgo con este tema.