comscore
lunes, 28 noviembre 2022 10:12

Tamara Falcó e Íñigo Onieva, se mantienen fuertes y unidos ante los rumores de ruptura

Pese a que Íñigo Onieva ha decidido no pasar ni un comentario más sobre su vida privada y el pasado viernes emitía un comunicado de sus abogados advirtiendo que iniciará acciones legales contra todos aquellos que atenten contra su honor y su intimidad contando informaciones falsas sobre su relación con Tamara Falcó, Socialité ha emitido unas polémicas imágenes del ingeniero que, según el programa presentado por María Patiño, habrían provocado la ruptura de la pareja tan solo dos días después de gritar su amor a los cuatro vientos.

Tamara Falcó Íñigo Onieva

En las imágenes emitidas por Socialité un Íñigo en actitud relajada y con la camisa desabrochada disfrutaba de la noche madrileña con una joven con la que se le veía charlar despreocupado. Al parecer, y según el programa, Tamara se habría enfadado al verlas y habría terminado su noviazgo con el madrileño horas después de dejarse ver en completa armonía con la familia del diseñador de coches en el el concurso hípico que se ha celebrado estos día en la capital.

Sin embargo, nada más lejos de la realidad puesto que Tamara e Íñigo continúan felices su relación ajenos a los rumores que siguen cuestionando la lealtad del ingeniero, en quien la hija de Isabel Preysler confía totalmente.

A pesar de que el domingo Onieva ponía rumbo a Ibiza – donde permanecerá por motivos laborales un par de días – y la Marquesa de Griñón se desplazaba hasta Pedraza con unas amigas para reencontrarse con Samantha Vallejo Nájera – con quien trabó una buena amistad cuando concurso en Masterchef Celebrity – tan solo unas horas antes la atractiva pareja presumía de su complicidad en el Club de Campo Villa de Madrid, donde derrocharon miradas y sonrisas de devoción durante una divertida jornada con la madre del ingeniero, con quien Tamara se lleva a las mil maravillas.

Demostrando una vez más por qué está considerada una de las mujeres mejor vestidas de nuestro país, la hija de Isabel Preysler acaparó todas las miradas luciendo un sofisticado caftán de la firma Maskú. Un vestido midi con escote en uve terminado en pequeños botones a la altura del pecho, un favorecedor corte marcando cintura y estampado en tonos beige y mostaza que le sentaba como un guante y marcaba su estupenda figura. Un exclusivo modelo que tiene un precio de 235 euros y con el que la socialité se ha convertido en una de las grandes protagonistas del fin de semana.